Fotografía: Pablo Fernández
Fotografía: Pablo Fernández

En este hemisferio ya se siente el calor sin haber llegado al verano. Pero de seguro que muchos ya deseamos vivirlo intensamente por las cosas que pasamos durante tal estación. Algo de eso se deja entreoír en Incendios Provocados de la sevillana Analís, donde se mezcla aquella nostalgia naïf por situaciones cotidianas y amorosas armonizadas en guitarreos acústicos pero hipnóticos de un pop/folk que seduce de principio a fin; la delicada voz de la española te va a provocar un incendio interior, sin dudas.

Incendios Provocados es el primer EP que la artista española sacó a principios de mayo del presente año. Fue grabado en su ciudad, Sevilla, en el estudio La Mina; contó con una producción sencilla pero directa. Es lo que se siente en las 5 historias o canciones que contienen la pequeña placa. Historias como “La Canción de Nacho Vegas”, un idilio platónico en un festival de verano con aire tormentoso. Todo lo contrario es “Mi Gran Salto”, donde paseos por la playa se le suma algunos escarceos amorosos bajo el sol. En “El invierno, la lluvia, los chicos” parece que se va acabando el calor y no queda otra que tararear esta canción recordando melancólicamente los buenos momentos hasta que vuelva la tan mencionada estación, y a los chicos sonrientes que trae. Finaliza el verano con la más rockera (y stalker) “Se parece a mí“, una canción de desamor… Como si al acabar el verano también se acabara la ilusión. Pero de seguro no te pasará eso con Analís, cuyas letras contienen una intimidad como las de Nacho Vegas o Christina Rosenvinge. Justamente ambos son mencionados en la primera canción del EP. Y es con esta última con quien hay una cadencia vocal similar pero más sensual. Tal como si cantase en español la tahitiana-francesa Mareva Galanter.

Pero antes de que el verano acabe, hay una cita ideal que realizar: la balada folk “Bailando en el salón”. Esta canción que menciona a Julio Iglesias, a Los Gritos y a la italiana Patty Pravo, posee un clip realizado por David Molina (guitarrista de Deneuve y vocalista de Catenaccio). Puedes verlo aquí.

Elena Casado, el verdadero nombre de Analís, llego a oídos de quien escribe gracias a un zapping radial que hice en una radio española. De repente me vi inquieto en saber quién era, y menos mal que lo anunciaron. Así que me puse a indagar y no había mucha información sobre tal artista. Así que luego de un proceso de investigación, logré dar con ella y le mande un correo para que me cuente un poco más de su música y sobre ella.

Me da la impresión que escuchabas mucha música desde niña…
Me crié escuchando los discos que sonaban sin parar en casa, desde el pop al flamenco: Jeanette, Françoise Hardy, Los Brincos, Raphael, Bambino, Lole y Manuel, Triana… Y más tarde me enamoré de The Beach Boys, Antony and The Johnsons, Rufus Wainwright.

¿Cómo nacen tus primeras canciones?
Años después cayó en mis manos una guitarra y al poco tiempo estaba canturreando por casa las canciones de mis grupos favoritos: La Costa Brava, La Buena Vida, Nacho Vegas, Astrud, Los Flechazos… Y cuando me quise dar cuenta estaba haciendo mis propias canciones.

Las letras de tus canciones tienen un aire entre lo romántico y vivencial. ¿Qué podés contarnos sobre eso?
Siempre me han interesado las historias cotidianas, las derrotas domésticas, los detalles, así mi música habla de festivales de verano, de ídolos musicales, de tardes en la playa, de noches escuchando discos en buena compañía, de cotillear por internet, de relaciones que acaban cuando sale el sol, de amor y desamor.

¿Estás haciendo nuevas canciones?
Ya estoy trabajando en nuevas canciones que contarán con la producción del músico Francis White, que ha colaborado en “Mi gran salto” con unos suaves arreglos de guitarra.

Bandcamp | Facebook | Twitter | Soundcloud | Spotify

Comunidad Indie Hoy