Categorías: Descubrir
| Publicado
11/03/2016

Conocé a Frank Is Dead: "La muerte del género"

Fotografía: Luciana Demichelis

Mientras la canción indie invade desde hace largo tiempo los oídos de los asiduos al under de capital y sus alrededores, una propuesta fuerte y rabiosa se asoma para recordarnos que el rock no ha muerto. Rebosante de afán de expresión, diversión y ganas de encontrar un punto medio entre todo el menjunje de géneros que da vueltas en la cabeza de cada uno de sus integrantes, Frank Is Dead -trío mágico conformado por Fran (guitarra), Jerito (batería) y Poto (bajo y teclado)- emerge como una brisa fresca y violenta que pega fuerte en la cara de quien los escuche.

La historia es sencilla: Fran Formica y Sergio Sebastián Poto son vecinos desde hace años en el barrio de City Bell y decidieron –luego de largas insistencias por parte de Poto- formar una banda. Hasta ese momento Fran tocaba en cumpleaños de quince con su banda de covers de Led Zeppelin y Poto en un proyecto cuyo nombre no estamos autorizados para dar aquí. En fin, luego de varias juntadas tocando por largos ratos en búsqueda de un estilo propio que conciliara el amor de Fran por la música ochentera y la pasión de Poto por el rock progresivo setentoso, los chicos aún sentían que algo faltaba. Un día conocieron a Jerito Pescio, baterista oriundo de La Plata, y todo fluyó: “Fue Jero el que le dio el color que queríamos a la banda, porque cuando estábamos solos los dos con Poto no sabíamos para dónde agarrar. Llegó Jero, que sabe un montón de música y que tiene un montón de groove, y le dio un ritmo especial y el color a Frank is Dead. Supo entendernos” afirma Fran mientras Poto asiente y Jero agrega: “También ellos me supieron entender a mí. Se generó un sonido en conjunto que es difícil a veces en una banda de tres, porque siendo un trío hay que llenar espacios que en una banda de cuatro están completos. Por ejemplo, hay temas en los que Poto toca el bajo y en otros, el teclado. Entonces en los que toca el teclado, ¿cómo hacemos con el bajo? Bueno, el tecladista tiene dos manos: con una hace los bajos. Así nos vamos apoyando entre todos y generando el sonido que nos gusta a los tres.”

Luego del primer ensayo con Jerito por allá por 2013, Frank is Dead comenzó a tomar vuelo y grabaron en octubre de 2014 su primer disco de larga duración. Sin un plan demasiado armado, el trío entró al estudio del tío de Fran y en un mes grabaron, mezclaron y masterizaron el disco homónimo que según el propio criterio de sus creadores es una fusión entre metal, punk, rock, soul, surf, blues, country y stoner. Así, todo en uno: “Empezamos de la base que los tres queríamos tocar rock y que no queríamos irnos mucho de ese lugar, pero finalmente hacemos dentro de eso algo que va para todos lados” comenta el baterista de FID. Poto agrega: “Por más que a los tres nos gusten cosas distintas, a la hora de crear tratamos de que nos cierre a los tres, tratamos siempre de unificar los gustos. Los temas nuestros muestran eso, es una mezcla de todo lo que escuchamos”. Fran, por su parte, dice no hacerle asco a nada y menciona ese factor como algo determinante en el proyecto: “La esencia de Frank is Dead es la ausencia de género. La muerte del género. Es apto para todo público, porque tiene de todo. Entre el público de la banda puede haber una mina toda paquetita y el gordo metalero re chivado saltando al lado. Eso es lo que nos gusta hacer. No fue la idea en un principio, pero se fue dando y nos encantó. Te mata encasillarte en un solo género.”

Frank Is Dead entra a grabar un nuevo disco en estos días, disco que según las palabras de Poto será algo así como una fábula distorsionada que en cada tema contará una historia de algún animal escogido por ellos. Además de los nuevos sonidos que estarán plasmados en la nueva placa, los chicos de Frank Is Dead alientan al público a que asistan a sus shows en vivo, pues su propuesta artística va muy de la mano con lo escénico y el jugar con quienes van a los recitales:

“El show en vivo suma mucho. Escucharnos en disco obviamente no está mal, pero el show en vivo es otra cosa. Yo escuché muchas mejores críticas de gente que nos vino a ver, más que del disco mismo. En vivo nuestra música es más rabiosa, más sucia. También hay mucho que pasa por lo visual que llama la atención. Nos gusta jugar, movernos, flashear”, resume Poto.

El próximo show que dará Frank Is Dead es este sábado 12 en un lugar secreto que puede descubrirse en su página de Facebook). Si aún no los escuchaste, esa opción está abierta, al igual que la escucha online de su primer disco en Bandcamp:




En este momento tan difícil, necesitamos de tu ayuda

En una época tan crítica para los medios independientes, no queremos dejar de difundir la cultura. Para eso te necesitamos más que nunca: tu aporte es crucial para el sostenimiento de Indie Hoy

Sumate a la Comunidad
.