|
22/05/2021

Phoebe Green: Pop glamoroso con energía contagiosa desde Mánchester

La artista de 23 años estremece con sus versos sugestivos y ritmos pegadizos; Billie Eilish declaró que la tiene en su playlist.

Phoebe Green es una cantautora oriunda de Lytham, una pequeña ciudad costera situada en el condado de Lancashire. Hace un tiempo se radicó en Mánchester para dedicarse de lleno a componer, absorbiendo toda la mística del epicentro cultural británico.

Desde muy joven, Green se apasionó por la música y dejó florecer dentro suyo el espíritu DIY que la llevaría a aliarse con Lucy -hermana menor y pianista de primera clase- con el objetivo de escribir y tocar melodías juntas. A diferencia de casi toda la industria, Phoebe inauguró su carrera con un álbum completo sin adelantos ni mediaciones: tan solo con su inocencia y la vitalidad inherente a las convicciones de una chica de dieciséis años. Sin embargo, como es de público conocimiento, la presura es el obstáculo principal de la frescura y enemiga de la autocomplacencia a futuro.

Titulado 2:00 AM (2016), el debut de la artista está compuesto por diez piezas emotivas que demuestran su talento innato. Canciones como “Maniac”, “Watercolour Envy” y “She Makes You Weak” reflejan la dualidad sentimental anclada al enamoramiento de temprana edad. La popularidad de “Sagittarius” dejó por sentado otra temática que al día de hoy continúa aludiendo en numerosas entrevistas: la astrología y las dolencias del corazón fueron tópicos que trascendieron su desilusión y le dieron a su obra prematura una perspectiva mucho más sólida y madura. Pasaron tres años para intentarlo de nuevo, pero las cosas habían cambiado: la larga pausa tuvo buen efecto y la evolución del proyecto era un hecho incuestionable.

En 2019 Green reapareció con “Dreaming Of” y “Easy Peeler”: el sonido ensoñador del pasado se convirtió en un indie pop sofisticado y glamoroso con energía contagiosa. Ambos singles tuvieron un excelente recibimiento por parte del público y los medios, y significaron los primeros lanzamientos a través del sello Chess Club Records (de ahí surgió Mumford and Sons y actualmente aposenta en su catálogo a figuras de la talla de Billie Marten y Sundara Karma).

A finales de 2020, Green compartió I Can’t Cry for You, un EP de cuatro tracks que deslumbró a sus oyentes. Y a personalidades que admiraba y se veía incapaz de alcanzar: Billie Eilish fue una de estas al revelar que tiene en su playlist “Grit” -el segundo tema del EP-, además de “Dreaming Of”. Cuando se enteró de esto, Phoebe declaró: "Es una locura. La admiro mucho, a pesar de que es unos cuatro años más joven que yo. Ella es muy vulnerable en su escritura y su interpretación y da un gran ejemplo a los jóvenes en la música”. La canción que abre el EP, “Reivent”, fue coescrita con la vocalista de The Big Moon, Juliette Jackson, siendo su única colaboración hasta la fecha. “Golden Girl” y “A World I Forgot” completan el repertorio y evidencian la capacidad de la compositora de 23 años para estremecernos con versos sugestivos y ritmos pegadizos.

Semanas atrás salió a la luz “IDK”, un single prominente de tintes más oscuros que coquetea con la música electrónica a partir de los sintetizadores, sin dejar de lado la calidez de los arpegios de guitarra. Sobre su más reciente lanzamiento expresó: “Es una mezcla desorientadora de ennui, electro-pop y melodía. Explora un desapego completo de la realidad, observando las cosas desde un lugar de total apatía y sintiendo como si estuviera presenciando mi vida como un espectador con poca o ninguna conexión con ella". 

Mirá el video de "IDK" a continuación y escuchá a Phoebe Green en plataformas de streaming (Bandcamp, Spotify, Apple Music).

Ver más sobre: Música en Inglaterra