Categorías: Discos
| Publicado
13/05/2020

Drake - Dark Lane Demo Tapes

Analizamos el nuevo mixtape del rapero más exitoso de los últimos años.

Foto: Lagerhaus

Cómo le gusta a Drake pasarse de raya. Ser uno de los raperos más icónicos, exitosos y valorados de los últimos 10 años debería ser suficiente, y podría descansar sin problemas en el gigante trono que se ha construido mientras el curso de la música popular sigue su curso. Pero no. A él le gusta saturar el mercado, le gusta expandir su imperio simplemente porque puede. Y así estamos, casi cada año recibiendo un nuevo proyecto que encabeza los charts y reafirma la dominación del cantante canadiense en la cultura popular.

Dark Lane Demo Tapes es el proyecto menos ambicioso que nos ha dado en años, descrito como una preparación tanto para él como para su público antes del próximo disco oficial que saldrá este año. Este nuevo trabajo nos muestra a un Drake dispuesto a hacer lo que ha estado haciendo desde Scorpion en 2018: seguir con su trap atmosférico pero no demasiado atmosférico, rapeando sobre las presiones de ser rico y famoso, y cantando sobre su relación complicada con las mujeres. Sorprendentemente, hay solo dos temas que entran en esa segunda categoría, "Not You Too" que sería otro tema sensacional de Drake si no fuese por las voces de fondo y para nada bienvenidas del abusador Chris Brown, y la excelente “Desires”, que melódicamente hace recordar al Drake melancólico de 2011. Durante el resto del disco, Aubrey Graham mantiene su paranoia crónica que lo encierra del resto del mundo casi sin que se de cuenta. Drake no tiene el poder de autorreflexión para poder escapar de sus demonios, solo puede dar cuenta de sus consecuencias y seguir para adelante.

Lo bueno es que todavía sabe rodearse de gente que lo empuja hacia su zona de confort, y esa zona de confort es lo que lleva al proyecto. “When to Say When” y “Losses” utilizan el viejo truco de Drake de llenar el instrumental con samples vocales que vuelan como luciérnagas, adornando sus palabras y haciendo que él reconsidere lo que dice mientras lo dice. Otro tema típico de Drake es “Time Flies”, en el que se escabulle en pequeñas melodías y teclados alejados que tratan de no reaccionar a lo que él está diciendo, ya que si lo hiciese se mataría de risa. Drake como siempre siendo una figura penosa en sus letras, pero seductora en su voz.

La manera en la que el disco comienza, con el ritmo nebuloso de “Deep Pockets” influenciado por el hip hop chopped and screwed de Houston, no genera disonancia con el cloud rap de “Chicago Freestyle” en el que Drake se burla de la intensidad de Eminem de una manera tan relajada y serena en su eterno desinterés. Y por supuesto, el hit “Toosie Slide” es una maravilla, un desfile de refranes y melodías pegajosas que no llaman atención a sí mismas, porque saben que el oyente irá hacia ellas.

Y en el medio de todo, Drake se hace el tiempo para experimentar con cosas nuevas, generando los momentos más interesantes del proyecto. Recruta una vez más al dúo dinámico Future y Young Thug para “D4L”, un fuego artificial que parece despertar a todos. Sobre una producción salvaje salida de una jungla de 808s, el alienígena Thug desafia al oyente a unirse, y Future despilfarra adlibs como si fuesen fajos de dinero. Inmediatamente después de esa fiesta, recluta a Playboi Carti y su fiel productor Pi’erre Bourne, y su fusión de trap psicodélico para “Pain 1993”, en el que Drake le añade una sobriedad al instrumental estrellado e invoca el estilo de Carti.

Así como Bob Dylan, luego de sus épicas con el blues eléctrico, cerró su disco retraído John Wesley Harding en 1967 con dos simples canciones de country, el disco termina con dos temas que apuntan al rap drill del Reino Unido, en el que retoma un acento británico mientras la producción suena más ominosa que nunca, tal vez preparándonos para una próxima incursión cultural en su próximo disco.

Es muy fácil -incluso demasiado fácil- pensar este mixtape como simplemente otra colección de temas que Drake liberó para seguir arrinconando el mercado. Y aunque sea en parte cierto, al menos se puede rescatar lo que se hace bien y lo que apunta a un futuro sonoro interesante. Dark Lane Demo Tapes es un nombre demasiado oscuro para lo que trata de hacer, un disco diseñado para que cada une elija las canciones que le gusta. Dicho eso, Drake volvió a capturar nuestra atención.

Drake - Dark Lane Demo Tapes

2020 - OVO / Republic

01. Deep Pockets
02. When to Say When
03. Chicago Freestyle
04. Not You Too
05. Toosie Slide
06. Desires
07. Time Flies
08. Landed
09. D4L Freestyle
10. Pain 1993
11. Losses
12. From Florida with Love
13. Demons
14. War




En este momento tan difícil, necesitamos de tu ayuda

En una época tan crítica para los medios independientes, no queremos dejar de difundir la cultura. Para eso te necesitamos más que nunca: tu aporte es crucial para el sostenimiento de Indie Hoy

Sumate a la Comunidad
.



En esta nota: Drakelanzamientos 2020