Foto: Clara Toresani

En abril de 2019, Franco Dolzani tenía su primer disco listo pero en su cabeza. Sin plata ni un un estudio, pero con muchas ganas de materializar la música de Busco trabajo, el tiempo era perfecto para que llegara la mano salvadora del productor Lucas Lorenzo. Se conocieron en un recital en Rosario, ciudad en la que vivió del 2015 a 2017, y dieron con que la grabación debía hacerse pronto. De ahí, Franco fue de a poco grabando en su casa en La Paternal el material que luego servirá para el disco final. A partir de agosto, el músico se internó en Oz Estudio para dar cuerpo a su currículum. Las sesiones empezaban a las 8 de la mañana y terminaban a las 3 de la madrugada, solo parando para fumar. Siendo un multi-instrumentalista prolífico, casi toda la instrumentación del disco fue ejecutada por él, a excepción de un par de baterías encrucijadas y algunas guitarras jazzeras que requirieron de la ayuda de amigos.

En Busco trabajo, Dolzani le canta al creciente índice de desocupación y al desalentador contexto laboral juvenil. El single «Vivir del aire» adelantaba la línea de sentido que da nombre al primer trabajo discográfico solista del artista argentino. Con el grito en el cielo para ser convocado como músico sesionista, invitado o productor, Busco trabajo plantea el objetivo de Dolzani de pisar cada vez más fuerte en la escena independiente nacional.

Retomando donde la tradición del rock plantó sus semillas, las influencias de Dolzani se van tejiendo en las raíces de la canción argentina de autor. Desde guitarras rolingas hasta teclados que suenan a Fito Páez, pasando por la grandilocuencia característica de los discos de Serú Girán, Dolzani presenta una amplia paleta de sonidos sin dejar de imprimir en cada canción una mirada moderna, que es lo que renueva aquella tradición de trovador que lo motiva.

En una época en donde la industria musical obliga a los nuevos artistas a dosificar su material y a curtirlos en la pelea por posicionar singles, resulta refrescante que haya músicos que se interesen en el formato de disco de larga duración, y especialmente en trabajos tan eclécticos. Busco trabajo mantiene esa lógica de unidad de sentido dividida en cuatro partes (el disco tranquilamente podría haber sido dosificado en cuatro EPs).

Busco trabajo es también un continuo cambio de humores musicales. Hay canciones fragmentadas pero no por eso menos pegadizas, melodías jazzeras en modo ascensor, incluso tresillos característicos del trap, pasando también por una sección abocada a riffs de guitarra que quisieran ser de antaño, y llegando a las zambas mansas que dan el cierre. Busco trabajo busca ser un disco de su época, de esos que quedan inmortalizados por sus portadas en YouTube (hay sorpresa en la reproducción del video), su espíritu independiente, sus guitarras rockeras y su carisma musical.

Franco Dolzani – Busco trabajo

2019 – Lagunera Discos

01. Los muñecos del TCH
02. Malestar en la jeta
03. Ciudad mutilada
04. Hechos
05. Omelette Coleman
06. Acá
07. El sentido de saludar
08. Cambio de 100
09. 166 a Haedo
10. Carteles y bocetos
11. Vivir del aire
12. Que cosa linda
13. Los guapos del 1500 no usan gomina
14. Zamba para la arruga
15. Viajando al viajar
16. Piedras