Foto: Facebook de Washed Out

¿Se acuerdan del género chillwave? Se puso de moda allá por 2009 y de pronto estaba en todos lados. Bueno, no “en todos lados” al estilo “Bad Romance” de Lady Gaga, por ejemplo, pero si le preguntabas a los entendidos te iban a decir que sonaba a futuro. El chillwave era el sueño condensado de la estética indie: letras nostálgicas sobre el verano, una pizca de psicodelia, inocencia y, sobre todo, música que no estaba hecha en un gran estudio corporativo sino en una habitación.

Sin embargo, no pasaron ni dos años que el sueño estalló: el mismo sonido que parecía tan lánguido y sensual se volvió repetitivo y anticuado. Y los grandes nombres del chillwave se perdieron entre los estallidos graves del dubstep, que se volvió el gran fenómeno de 2010. Eso no significa que estos grandes nombres dejaran de trabajar: gente como Washed Out y Toro y Moi continuaron perfeccionando su estilo.

El primer gran cambio vino en 2015, cuando Neon Indian se pasó al synthpop (¿escucharon VEGA INTL. Night School? ¡Es un discazo!). Tengo entendido que Toro y Moi se volcó al lado R&B este año. Y Washed Out comenzó a coquetear con otros géneros. El álbum de hoy, Mister Mellow, tampoco es un cambio radical para el artista estadounidense: todavía reconocés las voces narcóticas y los sintetizadores relajantes de sus trabajos anteriores. Pero a lo largo del disco asoman señales de que está buscando un nuevo rumbo. Ya la intro, “Title Card”, parece un sample de alguna banda sonora vieja y, a su modo, me recuerda a los hermosos trabajos de bandas como The Avalanches.

La mezcla habitual entre tranquilidad y sofisticación que caracteriza a Washed Out se hace presente en momentos como “I’ve Been Daydreaming My Entire Life”, que tiene fragmentos de cuerdas elegantes; o en “Floating By”, que es uno de los tantos tracks con títulos que incitan al sueño y a dejarse llevar. La gran ironía de este álbum es que, a pesar de que nos invita continuamente a tomar las cosas con calma, está bastante apresurado: dura menos de media hora y las ideas ni terminan de desarrollarse que ya pasamos a la siguiente. Para mi gusto, hay demasiados interludios: de los 12 tracks, cinco duran un minuto o menos. Quizás Washed Out podría habernos ofrecido un EP bien contundente.

Sin embargo, en esa media hora hay instantes un poco más aventureros que los que vengo mencionando. Por ejemplo, el primer single que sacó, “Get Lost”, nos sorprendió con su insistente piano, que recuerda a la música house, aunque también se pasea por elementos de nu-disco. Yo no suelo asociar al chillwave con música bailable, pero a este single no necesitás remixarlo mucho para que suene en el warm up de algún boliche. Y el segundo single también apostó por ese lado: “Hard to Say Goodbye” es ya directamente disco, con violines y un beat animado. Estos dos tracks son sin dudas los mejores, porque combinan muy bien el espíritu del viejo Washed Out con una alegría que era muy difícil de encontrar antes.

Sin ser un trabajo totalmente rompedor (o totalmente genial), Mister Mellow parece más que dispuesto a hacernos pasar un lindo momento de buena onda y relax. Quizás hasta bailemos. En ese sentido, este pequeño álbum cumple. Y nos recuerda que, aunque la vida del chillwave haya sido bastante breve, todavía tiene algo para decir… si se reinventa lo suficiente.

Washed Out – Mister Mellow

2017 – Stones Throw

www | Facebook | Twitter | Instagram

01. Title Card
02. Burn Out Blues
03. Time Off
04. Floating By
05. I’ve Been Daydreaming My Entire Life
06. Hard to Say Goodbye
07. Down and Out
08. Instant Calm
09. Zonked
10. Get Lost
11. Easy Does It
12. Million Miles Away

Comunidad Indie Hoy