Cualquiera que defina a Rosalía como «la cantante de moda» está haciendo una lectura parcial de su éxito. Más que una máquina de hacer hits, la catalana es hoy un ícono generacional, sobre todo para la comunidad hispanoamericana. Sus canciones y su imaginario visual conectan con la realidad de millones de jóvenes acostumbrados a las estrellas pop angloparlantes.

Su debut en el país no iba a pasar desapercibido, teniendo en cuenta que la primera parada de su gira El Mal Querer Tour sería su presentación en el Lollapalooza Argentina.

Poco antes de su debut en la ciudad de Buenos Aires, la artista brindó una conferencia de prensa en la que se mostró abierta a responder en detalle cada pregunta de los periodistas. En todo caso, se podía percibir en ella a una chica relajada, que no termina de creerse el furor que ha desatado en otras latitudes.

Al comienzo de la ronda de preguntas, alguien le consultó respecto de los rumores de una posible colaboración entre ella y Madonna. Muy sorprendida y en medio de risas, ella contestó:

«A mí me encanta Madonna. Soy su fan desde que estaba pequeña… Si ella quiere, acá estoy.»

Luego, uno de los asuntos centrales de la jornada fue la incursión de Rosalía en el reguetón, pues por esos días había estrenado el video de «Con altura», su nuevo tema junto a J Balvin y El Guincho. Declaró su amor y su respeto por esa corriente sonora: «Me acuerdo de estar a los 12 o 13 años en mi pueblo, en la feria, y oír que allí sonaba este tipo de música. Y yo no sabía qué era, me sorprendió. Y luego de preguntar e investigar me di cuenta de que existía este género. Empecé a escucharlo, me gustó mucho. Me encantan Daddy Yankee, Don Omar, Hector y Tito… los clásicos.»

Acto seguido, explicó el contexto en el cual nació la citada colaboración: «Nunca quiero forzar las cosas, entonces hasta ahora no me había surgido hacer una canción que se pudiera marcar en este género. Pero hace unos meses estaba en Miami y no sé, me apeteció.»

Cuando le consultaron si podíamos esperar un álbum suyo plenamente reguetonero, ella desinfló las ilusiones de su interlocutora:

«Es un single y creo que se tiene que tomar como lo que es, sin más. Una canción que tiene que ver con la vibra, con el movimiento, con bailar.»

Foto: Mica Garate

Esa misma pregunta le sirvió a la española para reiterar su posición de cero prejuicios ante cualquier tipo de creaciones musicales: «Creo que muchas veces en las canciones que están hechas para bailar, al final la letra lo que tiene que hacer es llevarte hacia ahí y no hacerte pensar. Hay canciones que están hechas para emocionarte, canciones para pensar, canciones para bailar… y ninguna es mejor que la otra.»

Más adelante, cuando otro periodista le interrogó sobre cómo llegó a dar con el concepto de «Con altura», ella relató: «Estábamos en Miami El Guincho, Frank Dukes y yo. Encontré un sample, me gusta buscar mucho en internet y guardarme carpetitas con samples y me guardé un sample dominicano de un programa de televisión que decía «con altura». Y pensé ‘wow, este es un leitmotiv muy fuerte que puede estar a lo largo de la canción’. Después Frank Dukes agregó otro sample que se repite a lo largo del tema y El Guincho añadió las percusiones. Y la letra tiene guiños de la música que yo he escuchado mucho como la de Camarón de la Isla, que tanto representa para mí.»

Una vez que terminó el proceso de grabación del track, la joven artista confesó habérselo mandado de inmediato a su colega colombiano J Balvin para invitarlo a sumarse:

«José es mi amigo, entonces se la envié por WhatsApp. Estaba muy orgullosa e ilusionada.»

Sobre su intención, admitió que era a su vez una manera de honrar a otros representantes de esa movida y una oportunidad dorada para experimentar desde su visión propia:

«Es un homenaje al reguetón más clásico, al reguetón playero. He tenido ganas de verlo desde mi estilo personal, desde cómo me imaginaba yo sonando en una canción de ese estilo».

Foto: Mica Garate

Finalmente, la autora de éxitos como «Malamente» y «Pienso en tu mirá» hizo una aguda observación sobre el presente de la industria musical y del protagonismo de los ritmos exportados desde esta región:

«No sé si te das cuenta del momento en el que estamos: Hoy en día el reguetón y el sonido latino son el nuevo pop, y a nivel global.»

Otro gran tema tratado durante el diálogo con la prensa fue la ola feminista que se ha levantado en años recientes. Ella se mostró bastante afín a ese fenómeno socio-político: «Celebro que cada vez haya más mujeres que está saliendo a las calles y que se visibilice esa pelea por defender los derechos que tenemos y para pedir los que nos faltan.» Sobre el ser tomada como un referente de muchas chicas militantes, ella confesó su total satisfacción:

«Para mí es un orgullo ver que, por ejemplo, en las pancartas de las marchas se usen frases de El mal querer

Frente a la infaltable pregunta sobre la supremacía masculina en la movida musical, Rosalía también destacó la creciente participación de las mujeres: «Siempre me encontraba con hombres compositores, hombres productores, hombres mixers, hombres que masterizan… yo pensaba qué raro, no lo entendía; pero ahora mismo celebro que cada vez hay más mujeres headliners y en todas partes.»

Otro tópico que suele salir a relucir con frecuencia cuando se menciona a esta artista es su relación tan estrecha con el flamenco. Mientras que algunos elogian su destreza para adaptar ciertos aspectos de ese género tan tradicional a los oídos millenials; un sector más conservador y purista la acusa de apropiación cultural o de no respetar las raíces del folclore. Así que al conversar sobre esa polémica, ella anotó: «Me parece importante el animarte a hacer tu propia propuesta, a transgredir. Pero desde un lugar verdadero. No transgredir por transgredir. En mi caso tengo una visión muy personal del flamenco, pero siempre hablo de los músicos que me han inspirado. Aunque a la vez lo hago sin miedos, sin prejuicios y con total libertad de ser yo.»

De igual forma, la cantante de 25 años habló de la efusividad del público argentino, que en pocas horas la iba a recibir con euforia en el Hipódromo de San Isidro: «Me han comentado que sois muy cariñosos, y lo he podido comprobar. Tú no sabes las ganas que tengo de subirme al escenario porque con todo el amor que estoy recibiendo, creo que nunca he tenido tantas ganas y de estrenar un espectáculo. Además acá vamos a estrenar el show de El mal querer

Por suerte, todo esa expectativa no fue en vano, ya que la oriunda de San Esteban de Sasroviras no solo ofreció un recital de primer nivel con coreografías y visuales alucinantes, sino que hasta debutó en vivo una canción llamada «Alí». De cualquier forma, su promesa de regresar pronto al país nos quedó clavada en el pecho.

*

Foto principal: Mica Garate.