Antes de su primer show en Argentina a realizarse este miércoles 29 de agosto en La Trastienda, Father John Misty nos responde algunas preguntas sobre su carrera y cómo se siente sobre venir a debutar a tierras hispanohablantes.

Josh Tillman(su nombre real) es descripto por los fans, la prensa y quienes no son afines de lo que hace como “sobrado”, “edgy” o pretencioso. Todos esos calificativos son, también, lo que hace que nos guste a quienes nos gusta. Su sencillez para responder se contrapone un poco con lo complejas que pueden ser sus letras o los mensajes que transmiten, pero esa misma sencillez nos dice algo de él. Desde que su carrera como solista empezó a tomar rumbo, después del disco I Love You, Honeybear (2015), Josh ha tenido que aprender a lidiar con muchas cosas, la fama repentina es una de esas.

De pasar de ser el baterista de Fleet Foxes a ser el solista consagrado que es hoy, hubo un proceso cuyo resultado no esperaba. “No esperaba tener este éxito cuando empecé, vino como una sorpresa”, dice. Los one-liners con los que responde la mayoría de la entrevista dicen tanto de él como lo que cuenta en esas oraciones. Josh personifica perfectamente fuera de los escenarios y de los discos a este cantautor que ha construido, es su versión mas soñada de sí mismo. Esperó toda su vida para poder darse las libertades que hoy se toma. Desde borrar sus redes a cortar presentaciones a medias, sabe que está cien por ciento en control de su proyecto y que nadie le va a decir qué hace. Tiene las riendas y pone las reglas.

Father John Misty usa su música a manera de catarsis, de queja y de denuncia. Pero siempre desde un plano amoroso, que es algo que nunca deja de lado. Father John habla mucho de la “condición humana” y de nuestra naturaleza en una era en la que la tecnología ha tomado parte de mucho de nuestro día a día. A la Argentina viene en el plano de su último disco, God’s Favourite Customer (2018). Es el primer disco de su discografía que no tiene un concepto que lo una de principio a fin, pero nunca pierde esa contemplatividad y ese cuestionamiento que se hace sobre qué motiva las cosas que hacemos, con la ironía y autoreflexión que contienen sus letras. En lo meta, podemos ver el universo que Tillman ha creado: mencionarse frecuentemente en los nombres de sus temas o hablar en primera persona sobre su experiencia nos hace entender desde qué plano intenta contarnos.

Incluso sus percepciones sobre el mundo cambian un poco cuando Josh se convierte en Father John, se vuelve mas crítico y mas enfático, como cuando cantó en Saturday Night Live: “Bedding Taylor Swift every night inside the Oculus Rift. After mister and the missus finish dinner and the dishes”. De esa frase se dijo mucho y recibió muchas críticas, pero él mismo reconoció que fue lo que tenía que decir para dar a entenderse como quería. Josh Tillman necesita de John Misty. “Creo que el personaje de Father John permite expresarme muy honestamente y de maneras que de otra forma no podría” responde al preguntarle por el lugar que le encuentra a su música. Esto es evidenciable a lo largo de toda su discografía. Sobre trabajar con otros artistas tiene sus conceptos muy claros:

“Me gustaría hacer una película con Adam Green. Escuchar Air me hace dar ganas de trabajar con ellos”.

Su primer show en Argentina seguramente estará cargado por este último trabajo, pero también es seguro asumir que recorrerá su discografía completa. Asegura que “No considero que sea un desafío ir a Argentina”, a pesar de la barrera idiomática que hay y del hecho de que sus letras sean una de las cosas mas importantes de su música.

“Algunos de mis artistas favoritos, como Serge Gainsbourg, cantan en otro idioma. Así que entiendo el sentimiento, aunque no pueda explicar por qué”.

El desafío real será conectar con la audiencia desde el lugar en el que él mismo se pone cuando personifica, muchas de las referencias, ideas o comportamientos que pueda tener responden al contexto norteamericano, a muchas cosas que pasan allá y a muchas cosas en las que Josh Tillman cree. El público argentino juzgará, pero este tipo de artistas cuenta con la suerte de que quien lo va a ver conoce todos estos detalles sobre él y saben qué esperar. Sobre música latinoamericana comenta: “Amo a Rodrigo Amarante“.

Lo admita o no, venir a un país por primera vez siempre resulta interesante, en especial uno donde no hablan tu lengua natal como primer idioma. Pero eso no detiene que el show de Father John Misty vaya, seguramente, a ser un éxito. Solo crea más misterio sobre qué recursos tendrá que desplegar en el escenario para lograr ser entendido en todo sentido. La llegada del cantautor estadounidense abre también la palestra de artistas nuevos que estén considerando venir al país y es un gran paso adelante en ese sentido. Después de las respuestas que dio a esta entrevista, yo también me quedo más tranquilo al ver cómo tiene todo bajo control, tanto que logra extender el personaje a cada instancia que tenga que ver con su visita. El concierto de Father John Misty en Argentina puede ser uno de los más memorables y únicos del año.