En este despliegue y punteo mental nos pusimos a repasar cuál fue para nosotros la literatura que más nos marcó en el 2018. Sin seguir un orden cronológico, sino más bien el pulso sensitivo y caótico que es el único orden bajo el cual leemos y escribimos sobre libros. – Por Sofía Gómez Pisa y Miguel Zeballos.

Miguel Zeballos
Creo que este fue el año de Caleta Olivia, no solo por la cantidad de producción sino por los materiales que salieron a la calle, y cuando digo la calle subrayo también todas las presentaciones que organizaron.
Descubrí a Valentina Varas y me gustó mucho Volcán y volví a confirmar con un nuevo libro que Patricio Foglia es para mí uno de los poetas más destacados del presente.

Sofía Gómez Pisa
En torno a lo que decís el catálogo de Caleta Olivia de este 2018 se caracterizó por una fuerte presencia femenina y feminista con libros como Luna Plutón de Flor Monfort, un canto a la maternidad empoderada y también El cuerpo en la batalla de Fernanda Nicolini que lleva la sororidad como impronta. Este año también Modesto y Rimba publicó Lo que uso y no recomiendo de Gustavo Yuste que catapultó una vez más la voz de este joven poeta que con ritmo propio hizo de su literatura una forma de mirar el mundo.
Para finalizar el año es de destacar el libro Otro caso de inseguridad de Patricia González López, editado por Santos Locos, libro imprescindible para entender los movimientos políticos actuales y la mirada femenina que se para contra un mundo patriarcal para visibilizar no sólo el concepto mediático que tenemos de inseguridad, sino también la inseguridad del escritor y de una mujer en general.
Por otro lado destaco el libro Amiga de Malena Saito, también de Santos Locos que no puede quedar afuera de un punteo feminista, al igual que Escribo pidiendo ayuda de Micaela Szyniak y el reciente Las fiestas del sol de Nora Fiñuken, ambos editados por la siempre precisa Nulú Bonsai.

Miguel Zeballos
Hablando de la fuerte y bienvenida presencia femenina, uno de los libros que más me impresionó fue Un hogar fuera de mí, de Luciana Reif.
Recién mencionabas Escribo pidiendo ayuda, justamente Micaela Szyniak y Aldana Antoni publicaron Mi gesto punk, una revista de teoría y poesía feminista.
Los nuevos trabajos de Nico Guglielmetti y Marcelo Díaz también fueron gratamente sorprendentes.
Con respecto a las editoriales, Pánico el Pánico y Zindo & Gafuri la siguen rompiendo, y en lo personal siempre estoy atento a lo que publica Iván Rosado. Leo mucha poesía, y muy poca narrativa pero me habías recomendado Hospital Francés de Daniel Gigena.

Sofía Gómez Pisa
Con su visibilización del HIV y la burocracia hospitalaria de los ’90 y la actualidad.
Otros libros de narrativa destacados son Indeleble de Paula Tomassoni de la editorial EME, una novela donde se narra la relación de una pareja con dos líneas temporales. Esta novela tiene el hilo narrativo del suicidio y se divide en una primera y segunda etapa realmente bien narradas acerca de la muerte y cómo avanzar luego de la muerte de un ser querido. Es interesante cómo están descriptos los personajes y sus sensaciones (todo a través de la segunda persona) y los cambios psicológicos que se suceden en la pareja mujer luego de la muerte de su pareja y las distintas profesiones que busca para darle sentido a su vida. De fondo aparece la crisis del 2001 con la visibilización de los cacerolazos, el miedo y la represión. Se podría decir que es una novela que habla de las crisis, en distintos sentidos y la situación socioeconómica que narra se vuelve muy actual para leer en la actualidad.
Otra novela a destacar es La ilusión de los mamíferos de Julián López que narra un romance entre dos hombres. Esta novela narrada en primera persona genera que el lector se pregunte cuáles son las dinámicas que rigen una relación y qué es el amor.
Por otro lado tenemos la también reciente Luces calientes del poeta y escritor ya reconocido Walter Lezcano donde Martín y Alejandra viven una historia de amor en el ámbito del rock. Las virtudes de la novela son su lenguaje barrial, el que utilizan los personajes y el formato- que roza la dramaturgia- y está compuesto de diálogos, rozando el documental.

Miguel Zeballos
Por último agregaría que Ediciones DocumentA publicó La trilogía de la columna Durruti, los textos de Emilio García Wehbi que forman parte de las tres performances que se hicieron en el espacio de la Fundación OSDE: “Herodes Reloaded”, “La Chinoise”, “En la caverna de Platón / La cabeza de Medusa”.
El libro rescata no solo los textos de ese trabajo sino que además viene acompañado por fotografías que ilustran los tres trabajos. (Aunque fue publicado sobre el final del 2017 es un libro con el que me encontré este año.)