La traducción al español de la obra escrita de Mauricio Kagel es en términos musicales la gran patriada de los últimos años. Compositor argentino nacido en Buenos Aires en 1931, emigró a Alemania a los 25 años y desde allí construyó una obra comparada con personajes tan disimiles como Satie o Duchamp.

La selección de textos, responsabilidad de Carla Imbrogno, restituye a nuestro idioma todo lo escrito por Kagel en alemán.

Desandar los Palimpsestos, a través de ensayos y entrevistas, no solo nos permite introducirnos en el mundo del “John Cage argentino”, si no también descubrir su obstinada inclinación por mostrar los hilos de la parodia en cada uno de sus trabajos.

En el caso de El Tribuno, unas de las tantas obras comentadas aquí, se evidencia esa característica a través de la manipulación lingüística, perfecta radiografía de un discurso político.

Lo que Kagel domina claramente supera lo estrictamente musical. Su arte, es llevado a otros terrenos, como la radio, la performance, el cine o el teatro. Atravesado siempre por una idea en constante búsqueda por trascender los límites conocidos.

En la mayoría de los casos lo que consigue crear es agotar al espectador, ponerlo entre la espada y la pared y llevarlo a una reflexión invariablemente poética, decididamente política.

Para seguir los pasos de este hombre inabarcable, en el sitio UBU se puede ver Ludwig Van, la biografía que filmó sobre Beethoven en 1969 y otras tantas películas extrañas.

Mauricio Kagel murió en Colonia, Alemania, el 18 de septiembre del 2008.

Palimpsestos

Mauricio Kagel; recopilado por Carla Imbrogno
1°a Edición – Buenos Aires: Caja Negra, 2011

Comunidad Indie Hoy