Noticias
|
08/11/2020

3 canciones de Evanescence que marcaron la historia del grupo de Amy Lee

Nada fue lo mismo después de ver a Amy Lee caer al vacío en el video de “Bring Me To Life”.

Evanescence es una banda que todo niño o niña de los 90 recuerda. La banda comandada por Amy Lee irrumpió en la escena mainstream en 2003 con el exitoso disco Fallen. Con una estética gótica y con rasgos de metal, Evanescence se volvió todo un fenómeno. No solo porque el terrero de aquel momento era fértil para la música gótica y las propuestas de punk melódico, sino porque Lee entregó una figura irresistible: cantante de voz privilegiada, pianista y gran presencia en sus propuestas visuales. Pálida y de ojos claros, la vimos caer de un edificio en el video de "Bring Me To Life" y anunciar lo que sería un absoluto boom.

A continuación repasamos tres canciones fundamentales que la banda entregó en sus años de esplendor. Fueron tendencia no solo a nivel musical, sino también en la cultura del videoclip.

"Call Me When You're Sober" (2006)

2006 - The Open Door

Esta canción salió como primer single del álbum The Open Door. Su segundo disco reforzaba la apuesta de la banda después de grandes hits y "Call Me When You're Sober" no pasó desapercibida. Según trascendió, Lee escribió la letra en torno a su relación con Shaun Morgan -vocalista de la banda Seether-, quien al momento estaba en rehabilitación. Este aspecto ciertamente dio que hablar, por el aspecto privado y por lo que muchos juzgaron una falta de empatía. Más allá de las cuestiones autobiográficas, la canción se convirtió en un gran hit en parte también por su videoclip ostentoso, de fuerte estética gótica, casi vampírica y con reminiscencias al cuento tradicional Caperucita Roja.

"Bring Me To Life"

2003 - Fallen

Esta fue la carta de presentación de Evanescence al mundo. Un fuerte plato de nu metal con el poder de un videoclip arrasador; una exorbitante propuesta que no demoró en calar en las audiencias de todo el mundo. De un alto dramatismo y con la combinación del rap, "Bring Me To Life" es una melodía difícil de olvidar y está cargada de una energía tanto rockera como melódica. La canción se llevó reconocimientos más allá del del público y catapultó a la banda a una fama global, en parte también por su video, un binomio que en los 2000 se volvió la clave del éxito: un hit de corte rockero pero accesible a las grandes masas y un videoclip descollante.

"My Immortal"

2003 - Fallen

Esta es posiblemente una de las canciones más celebradas de la banda y uno de los himnos de los 2000. Con un videoclip en blanco y negro, Lee fue el rostro protagónico de esta melancólica canción. Una perfecta canción de desamor, con las tristes notas entonadas por un piano nostálgico. "My Immortal" tuvo variadas versiones hasta llegar a la que todos conocemos y representó una gran y sincera apuesta por parte de Evanescence luego de "Bring Me To Life": todo en esta power ballad fue más despojado.

Ver más sobre: Evanescence