Amy Winehouse murió a causa de una intoxicación etílica el 23 de julio de 2011, es decir, hace ya ocho años. Desde entonces, se la cuenta como parte del «Club de los 27» junto a Jimi Hendrix, Janis Joplin y Kurt Cobain.

Tras el meteórico ascenso a la fama que vivió luego de lanzar Back to Black, el segundo álbum de su carrera, la historia de Amy estuvo llena de adicciones a sustancias, relaciones y amores tormentosos y constantes escándalos documentados por la prensa amarillista.

No obstante, sus seguidores prefieren recordarla por su gran obra musical. Además de ser poseedora de una voz única y potente, entonces definida por Paul McCartney como la mejor del siglo; Winehouse tenía la capacidad de desnudar su alma en cada tema. En lugar de construir un personaje, ella decidió sincerarse sobre sus más íntimas debilidades, narrar el dolor de las batallas que enfrentaba cada día.

Es por ello que elegimos 8 canciones suyas para recordar su grandeza artística a 8 años de su partida.

«Stronger than Me»

2003 – Incluida en el álbum Frank

Salir con alguien mayor no te garantiza que sea más maduro. O al menos eso intenta advertir la letra de este sencillo que fue el primero en la trayectoria profesional de esta artista. De entrada, el coqueteo con el jazz y el soul que se despliega en sus compases captaron la atención de un amplio público.

«Fuck Me Pumps»

2003 – Incluida en el álbum Frank

Las mujeres cuya aspiración principal es «pescar» un marido adinerado para que se encargue de mantenerlas por siempre son criticadas con humor ácido en este track de Frank, su disco debut. Un dato curioso es que en el video de la canción aparece su propio padre.

«Back to Black»

2006 – Incluida en el álbum Back to Black

Mientras que David Bowie se preguntó alguna vez si había vida en Marte, Amy se pregunta en este tema si hay vida luego de ciertas relaciones: «We only said goobye with words, I died a hundred times», canta en el estribillo de esta pieza que narra cómo el hombre que ama la deja de lado para regresar con su ex. Sin dudas, una de las pistas más intensas del disco que lleva ese mismo nombre.

«Rehab»

2006 – Incluida en el álbum Back to Black

No solo es el hit indiscutido de su carrera, sino que también una de sus creaciones más confesionales, pues de verdad sucedió que su discográfica le pidió que entrara a rehabilitación como condición para firmar contrato pero ella se negó. Acto seguido, decidió escribir este brillante tema que parodia una situación tan delicada que terminó por acabar con su futuro.

«Love Is a Losing Game»

2006 – Incluida en el álbum Back to Black

Más cercana al R&B, esta composición traduce la triste conclusión a la que llegó la diva luego de pasar por relaciones desgastantes y verse enfrentada con sus viejos fantasmas una y otra vez. Es preciso mencionar además que la producción de Mark Ronson fue esencial en esta etapa de su desarrollo sonoro. Hace poco, Sam Smith popularizó su propia versión de este himno.

«Tears Dry On Their Own»

2006 – Incluida en el álbum Back to Black

Así como muchas canciones de The Smiths tienen una instrumentación aparentemente animada, pero un mensaje muy triste; esta canción contenida en Back to Black habla de su lucha por seguir en pie pese a las constantes decepciones. También podríamos decir que es una canción optimista porque justamente busca encontrar el sol luego de la tormenta.

«You Know I’m no Good»

2006 – Incluida en el álbum Back to Black

Amy nunca pretendió hacerse pasar como «una chica buena», eso está más que claro. Sin embargo, tampoco se jacta de sus fallas. Las comparte para encontrar empatía, pero sabe que podría ser mejor y, de hecho, quisiera poder conseguirlo por su propio bienestar. La angustia del mensaje de esta canción es tan poderosa que ni siquiera los Arctic Monkeys pudieron resistirse a la tentación de hacerle un cover para honrarla.

«Our Day Will Come»

2011 – Incluida en el álbum Lioness: Hidden Treasures

Se trata del único tema póstumo de esta selección, pues recién vio a la luz con la salida de Lioness: Hidden Treasures, un disco que se publicó varios meses después de la trágica muerte de esta artista. Allí escuchamos su singular voz cantando en medio de compases de reggae y entregando la promesa de que algún día el amor será suficiente para simplemente ser felices.