A sus 76 años, Aretha Franklin, poseedora de una de las voces más privilegiadas de la historia de la música, parece prepararse para decir adiós. La icónica artista norteamericana viene de batallar contra el cáncer desde 2010, y desde entonces son múltiples las dolencias que la han aquejado.

Sin embargo, hasta hace unos meses ella se animaba a presentarse en público, de hecho, la última de sus actuaciones oficiales fue en noviembre de 2017 en la fiesta de la Fundación Elton John AIDS, evento que tuvo lugar en Nueva York.

Durante ese mismo año, ella misma se vio obligada a desmentir un rumor sobre su muerte que se había viralizado en internet. Por entonces, avisó que sus exámenes de salud había dado resultados alentadores, no obstante reconoció ante US Weekly:

“He perdido mucho peso debido a los efectos secundarios de la medicina, afecta mi peso … Gracias por su preocupación”.

Lo cierto es que por estos días su condición se ha deteriorado muchísimo, al punto que sus parientes y colegas artistas más allegados se han reunido para estar junto a ella y, llegado el momento, darle una merecida despedida. El periodista Roger Freidmann consignó lo siguiente en su columna en el medio Showbiz 411:

“Aretha está rodeada de familiares y personas cercanas a ella. Será muy extrañada como madre, hermana, amiga, prima. Pero su legado es más grande que la vida. No es solo que Rolling Stone la haya nombrado la cantante número 1 de todos los tiempos, o que ella sea la Reina del Soul. Larga vida a la reina”.

Recordemos que la gran Aretha ha cosechado 18 premios Grammy, ha vendido más de 75 millones de discos, y hasta se ha presentado en tres inauguraciones presidenciales, dentro de ellas la de Barack Obama en 2009.

En todo caso, durante 2017 lanzó su último álbum, titulado A Brand New Me, y al poco tiempo anunció su retiro, reconociendo que estaba bastante satisfecha con su carrera.

Comunidad Indie Hoy