(Esta nota contiene spoiler de Avengers: Infinity War)

Kevin Feige y sus secuaces son muy conscientes de que el desolador y poco optimista final de Avengers: Infinity War no resultó como la mayoría de los fanáticos de Marvel hubieran esperado.

Es por eso que, aún sin contar con un panel en la edición de este año, la Casa de las Ideas decidió presentarse en la Comic-Con de San Diego y ayudar a sus fans a lidiar con los “traumas” causados por la desaparición de algunos de sus superhéroes favoritos.

Para esto, Marvel montó un espacio llamado “Group Hug” (“Abrazo en Grupo”, nombrado así debido al nombre utilizado durante el rodaje de la primer película de los Vengadores), mediante el cual les proveyó un servicio de atención psicológica a algunas afortunadas persona que necesitaban reponerse tras la victoria de Thanos.

Adentro, los admitidos fueron mimados y contaron con café y donas gratis; pósters con diferentes mensajes motivacionales (“Sos más fuerte que el vibranium”, “Podrías hacer esto todo el día”, “Viví como si fueras un millonario playboy genio y filántropo”); un Hulk de plástico gigante dispuesto a rendirle honor al nombre del espacio y abrazar a varias personas a la vez, y un actor que hizo de psicólogo y los animó a compartir sus mejores recuerdos del Universo Cinematográfico de Marvel.

Comunidad Indie Hoy