En el día de ayer (11 de octubre), Kanye West se reunió con el presidente de estados Unidos Donald Trump y terminó por hacernos dudar a todos de su salud mental.

Mientras el mundo del espectáculo, casi en su totalidad, rechaza las políticas de derecha de Trump, el rapero ha comenzado una campaña de apoyo al presidente que ha tenido su punto álgido en este reunión que se llevó a cabo en la Oficina Oval de la Casa Blanca y que encontró a Kanye divagando por más de diez minutos, maldiciendo y él mismo hablando de su locura.

Obviamente este encuentro no pasó desapercibido y uno de las críticas más contundentes vino de la mano de Axl Rose. El cantante, que suele hacer uso de su cuenta de Twitter para expresar sus ideas políticas, apuntó con sarcasmo hacia West, por medio de esta red social:

“Parece una broma…No van a resolver nada en Chicago ni en ningún lado con esa atención que sólo busca sinsentidos”.

Más tarde agregó: “Oh, no dejen que nada de esto los distraiga del asesinato de Khashoggi”, haciendo referencia a la reciente desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi.

Últimamente, Kanye ha recibido variadas críticas de sus colegas. Ayer te mostrábamos el poema póstumo de Leonard Cohen en el que ironiza sobre la figura de Kanye, tituladoKanye West no es Picasso. También fue Lana del Rey quien apuntó directamente contra el rapero, comentando una foto de su Instagram y cuestionando su accionar: “Tu apoyo hacia él es una pérdida para la cultura“.

Aparentemente Kanye no tiene intención de revertir su comportamiento, por el contrario cada vez más sorprende con sus acciones.

Comunidad Indie Hoy