Los continuos y cada vez más rápidos avances tecnológicos relacionados al mundo de la música hicieron que el CD, un invento de principios de la década de los 80 y que por aquel entonces era el futuro de la industria, fuera perdiendo terreno hasta estos días en los que se lo considera algo casi obsoleto.

Es debido a esto que Best Buy, una de las más grandes cadenas de electrónica de Estados Unidos, anunció ayer que dejará de vender CDs en sus locales físicos, según reportó Billboard.

La decisión no sorprende ni a propios ni a extraños cuando se miran los números: la venta de discos, que en 2001 llegó a generar unos 800 millones de dólares, “sólo” produjo ganancias de 89 millones de verdes el año pasado.

A su vez, el citado medio aseguró que Target, otro de los colosos de las ventas en EE.UU., presuntamente está presionando a las compañías discográficas para que firmen acuerdos de consignación, los cuales les requeriría a los sellos que volvieran a comprar cualquier inventario no vendido.

Aunque Target sólo almacena 100 títulos a la vez, sigue siendo responsable de una gran cantidad de ventas. Por ejemplo, el año pasado la compañía logró expender 500 mil copias del último álbum de Taylor Swift, Reputation.

Con respecto a esta propuesta, Billboard afirmó que una disquera importante ya rechazó las demandas de Target, mientras que otras dos permanecen indecisas.

Comunidad Indie Hoy