Billie Eilish, la excéntrica chica de 17 años que está dominando parte del panorama musical actual, no duda en dejar explícitas sus posturas. A pesar de ser un fenómeno en plena explosión y de su corta edad, parece tener sus ideas muy claras.

Recientemente te contábamos que la artista se involucró en una campaña por la prevención del suicidio y el adecuado tratamiento de las enfermedades mentales. Ahora, ha pateado el tablero asegurando, en un entrevista con Vogue Australia, diciendo que no quiere que la etiqueten como «la nueva cara del pop».

En una reciente publicación, The Guardian se refirió a Eilish como: “el icono pop que define la ansiedad adolescente del siglo XXI.» Ante esto la joven cantante resaltó lo molestas que le resultan las etiquetas:

“Recuerdo que las primeras veces que me llamaron ‘la cara del pop’ o ‘la nueva it girl del pop’ me molestó. Lo raro de los humanos es que creemos que tenemos que etiquetar todo, y no es así.”

Billie continuó planteando que, siendo consciente de la gran llegada que tiene a las masas, quiere aprovecharla para hablar de los temas que realmente considera importantes. Así, la cantante parece dejar implícito que el pop no podría tener espacio para lo ideológico o militante:

“Quiero usar mi plataforma para resaltar temas más importantes. Hay cosas que desearía poder chasquear mis dedos y mejorarlas. Muchos necesitan ayuda y muchos fingen que les importa, y quienes podrían hacer algo, no lo hacen. Estoy acá y puedo intentarlo. De repente tengo una plataforma y un foco de atención y puedo, quizás, tal vez, hacer una diferencia en algo.”

El veganismo, el derecho al aborto, el feminismo, el tratamiento adecuado de la salud mental, son temáticas que circulan en el discurso de la joven y es a través de su música que pretende hacer extensivas las ideas en que ella cree, intentando dejar una marca y no solo ser un icono de moda, disciplina en la que también se destaca muchísimo por su estilo vanguardista no sólo en su vestimenta sino en la estética general de sus propuestas.