Categorías: Noticias
08/11/2022

BIME celebró sus 10 años en Bilbao como punto de encuentro de la industria musical

El encuentro internacional de la industria musical volvió a la ciudad vizcaína para cuatro jornadas de ponencias, talleres, networking y showcases con más de 4000 profesionales que llegaron desde más de 50 países.

Bilbao es la ciudad más poblada del País Vasco, la región autónoma ubicada al norte de España. Allí, desde hace diez años, se lleva a cabo anualmente BIME, un encuentro internacional de la industria musical que abarca dos grandes secciones: Pro y Live. La primera se compone por una serie de ponencias, talleres y rondas de negocio destinadas a los profesionales del mercado: desde mánagers y bookers, hasta agentes de prensa y artistas visuales se dan cita en el Palacio Euskalduna para intercambiar experiencias, aprender y cuestionar tanto el presente como el futuro de la actividad. Como su nombre sugiere, Live se compone de una nutrida programación de showcases gratuitos en 14 sedes de la ciudad.

En su décima edición, que tuvo lugar del 26 al 29 de octubre, BIME convocó a más de 4000 profesionales y 70 artistas que llegaron desde más de 50 países.

Entender el hoy para pensar el futuro

"Lo fundamental es tener la sensibilidad de ayudar a un artista a sonar de la mejor manera posible", dijo Afo Verde en "Simpatía por la industria musical", el panel presentado por el podcast homónimo conducido por Carlos Galán durante el primer día de BIME. En sus más de treinta años de carrera, el productor argentino ha sabido reinventarse a los paradigmas de la industria y a las nuevas formas de consumo; actualmente se desempeña como Chairman y CEO de LATAM, España y Portugal de Sony Music, una de las discográficas multinacionales con más peso en el mercado latino.

La colombiana Carolina Castilla dejó boquiabierta a la audiencia de su masterclass "Optimización de music metadata para web 2.0 y web 3.0" y propuso una revolución. En sintonía con la idea de que los artistas no necesitan de sellos discográficos, ofreció un paso a paso para que los metadatos estén correctamente cargados y así poder sacarle provecho a todo lo subido, no solo en distribuidoras digitales. Además de música, Castilla es la fundadora de Love My Robot, una empresa especializada en inteligencia artificial, criptoarte y maneras alternativas de distribuir música (gracias por compartir ese Excel, Carolina).

Otros paneles del primer día de BIME estuvieron relacionados a la sostenibilidad, salud mental, derechos autorales, y más. No se olvidaron de nada.

El interior del Palacio Euskalduna, sede central y punto de encuentro de BIME - Foto: Javier Rosa
BIME Pro - Foto: Javier Rosa

A diferencia del año pasado en que los shows se concentraron en un evento con formato de festival a las afueras de Bilbao, BIME Live cambió su propuesta y programó sus showcase en múltiples sedes. Por supuesto que elegir qué ver fue una tarea difícil, pero la nueva mecánica habilitó un recorrido por las calles de la ciudad y puso en valor a los clubes de música que tan afectados quedaron después de la pandemia.

Algunos destacados de la programación del miércoles fueron la valenciana Sandra Monfort en el Karola -escenario curado por KEXP-, el también español Muerdo en el escenario Crystal, y la colombiana La Muchacha en Bilborock -uno de los venues más curiosos: una iglesia del siglo XVII que hoy funciona como centro cultural-. También hubo una noche argentina: Hipnótica y Los Besos, ambos en su primera gira por España y ganadores de la convocatoria de Fomento Internacional de INAMU, llevaron sus canciones a la Sala BBK. Por la mañana, Buco Cantlón presentó las distintas actividades que diferencian al Instituto que él preside en un cóctel con alfajores y vino tinto. Argentina tuvo su stand en BIME, donde también estuvo presente la vicepresidenta Charo Bogarín.

Mientras tanto, en el Azkuna Zentroa se entregaron los Premios Fest, el único reconocimiento España destinado a festivales de música. En su novena edición, Bilbao BBK Live se alzó con el premio a "Mejor festival gran formato", PortAmérica a "Mejor festival mediano formato", y Noches del Botánico a "Mejor festival pequeño formato". Fueron en total 19 categorías que abarcan distintos aspectos de los festivales: desde "Festival con mejor zona de acampada" (Bilbao BBK Live) hasta "Mejor campaña de comunicación" (Inverfest) y "Festival más sostenible" (Rototom Sunplash). Cosquín Rock ganó el premio a "Mejor festival de Latinoamérica". La lista completa de ganadores se puede encontrar en su sitio oficial.

La Muchacha en Bilborock - BIME 2022. Foto: Javier Rosa
Hipnótica en Sala BBK - BIME 2022. Foto: Javier Rosa
Los Besos en Sala BBK - BIME 2022. Foto: Javier Rosa

Primero la música, luego los números

El segundo día de BIME quedó marcado por una de las frases más contundentes que se han oído en las salas de ponencia: "El talento es lo más importante, los números se buscan con una buena estrategia". Rebeca León, CEO de Lionfish y manager de Rosalía -entre otros-, habló en su charla sobre cómo a veces se pierde de vista el trabajo principal del músico, y en definitiva su clave para triunfar: hacer buenas canciones.

James Cruz era otro de los platos fuertes de la jornada, quien aportó en su entrevista con Beatriz De La Pava sus pareceres alrededor del desarrollo de proyectos -Cruz es una figura clave en el éxito detrás de proyectos como 50 Cent y Nicki Minaj, entre otros-. En un panorama más cercano para los proyectos independientes, estuvo el panel "Una mirada en profundidad a la industria musical independiente en América Latina", donde representantes de compañías independientes e instituciones locales de España (WIN), Argentina (S-Music), Chile (Chilemúsica) y Brasil (ABMI) compartieron los aciertos y fallas de las políticas públicas en sus territorios, y dejaron en claro la importancia de tener información sobre los hábitos de consumo de la música independiente para poder planificar acciones.

Desde el día inaugural hubo una sala destinada a las Speedmeetings, un formato de cita para conectar con colegas y concretar nuevos vínculos. Divididas en segmentos según el área (medios, festivales, managers), los encuentros se concretaban a través de la web o app de BIME y cada uno de ellos tenía un tope de duración de 7 minutos. Sin dudas, para el lado del "vendedor" fue un ejercicio para entrenar el pitcheo, al contar con un tiempo limitado -reloj en la pared incluido- hay que ir al punto y tener en claro qué se quiere comunicar sobre el proyecto.

A conversation with… James Cruz, panel moderado por Beatriz De la Pava en BIME Pro - Foto: Javier Rosa
La sala de Speedmeetings en BIME Pro - Foto: Javier Rosa

La música en vivo del miércoles empezó a las 14 en el escenario Karola con Cosmic Wacho y se extendió hasta bien entrada la noche con Ranky Ripper y B2B Crescente en el Crystal. Algunos destacados fueron N. Hardem, rapero colombiano que presentó las canciones de su disco Verdor (2021); y el showcase chileno que tuvo lugar por la noche en Bilborock. Con una finísima curaduría, la delegación trasandina que allí se presentó estuvo integrada por Chini.PNG, Niños del Cerro ("Daniel", tema incluido en su nuevo disco Suave pendiente, se luce en el show en directo) y Gianluca, tres proyectos que pisan fuerte en el país vecino y comparten un potencial para otros mercados. También desde Chile, pero al día siguiente, se presentó el singular proyecto FrioLento con sus covers de reggaeton en clave post punk ("La santa" de Bad Bunny fue un highligt de su set).

También hubo cine. En esta era dorada de los documentales de música, hubo en BIME dos estrenos que seguramente seguirán recorriendo festivales y salas de cinearte: Patti Smith, La poésie du punk y Laurent Garnier: Off the Record. Las realizadoras Anne Cutaia y Sophie Peyrard tuvieron la ambiciosa idea de contar la vida de la autora de tantos emblemáticos discos del punk y rock alternativo, mientras que Gabin Rivoire se embarcó en contar la historia de uno de los padres de la música house.

Por la noche, se hizo entrega de los premios BIME Equity presentados por Amazon Music. En una gala conducida por nada más ni nada menos que La Prohibida, se revelaron las ganadoras de las distintas ternas de estos premios que ponen el foco en el trabajo realizado por mujeres y disidencias dentro de la industria, en un compromiso desde BIME por la igualdad de oportunidades.

Chini.PNG en BIME Live - Foto: Chilemúsica
Niños del Cerro en BIME Live - Foto: Chilemúsica

Medios: Curaduría versus algoritmo

El networking continuó en el último día de BIME Pro y la agenda de ponencias no mermó. La argentina Albina Cabrera de KEXP moderó el panel "El papel del audio-radio en la industria en 2022 y su futuro próximo" junto a representantes de la BBC, Los 40 Colombia, Radionica y Prisa Media, quienes pusieron sobre la mesa distintos proyectos en los que trabajaron y que marcaron una diferencia en los broadcastings de sus respectivos países. La curaduría versus el algoritmo fue otro de los pilares de la charla, que se repitió en el panel "Periodismo musical en la era del #challenge", moderado por Tomás Mayo de Altafonte y con la participación de representantes de Indie Hoy, Radio 3 de España y Noise Press de Colombia, más la periodista Esther Al-Athamna.

Después de una jornada con algunos pocos shows -Tigre y Diamante y Friolento se lucieron en sus respectivos sets en el Karola-, BIME Live siguió hasta el sábado 29 inclusive, con la esperada visita de Los Punsetes en el escenario Doña Casilda y de Queralt Lahoz en el Indautxu Plaza, entre otras propuestas.

Al hablar con residentes de Bilbao sobre la historia de la ciudad, aparecen algunos puntos en común. Por un lado, el llamado "conflicto vasco", la crisis social y política con enfrentamientos armados a partir del movimiento separatista que se extendió por décadas. Y por el otro, la inauguración en 1997 del Guggengeim Bilbao, hermano ¿menor? del museo neoyorkino. Este último suceso puso a la ciudad vizcaína en el panorama global del arte contemporáneo, transformando por completo la dinámica de sus calles más bien tranquilas. Y desde hace diez años, BIME, que se consolida como el gran encuentro de la industria musical iberoamericana.

Entre ponencias y shows en vivo, pinchos y cañas, reuniones y talleres, BIME abrió una nueva etapa para la música en esta ciudad clave para el movimiento conocido como rock radical vasco, al poner de manifiesto las necesidades que hoy surgen entre los distintos actores de la industria en pos de pensar el futuro. Desde el año pasado, el evento se realiza también en Bogotá, cerrando un círculo que se sentía natural y necesario: el puente entre las industrias latinoamericanas con la europea. La próxima edición de BIME será entonces en la capital colombiana, del 3 al 6 de mayo de 2023.

Foto: Javier Rosa
Friolento - Foto: Chilemúsica


Ver más sobre: BIME