Foto Brandon Flowers: Esther Lin / Foto Morrissey: Phil King

El endiosamiento de los ídolos es una de las tantas cuestiones que se intentan deconstruir hoy en día. Bajar del pedestal casi ciego en el que tenemos a los artistas o estrellas que admiramos, permitiría juzgarlos como humanos, cosa que sucedió con muchos artistas en cuanto a lo que abusos sexuales se refiere (Michael Jackson, Kevin Spacey, Cristian Aldana a nivel local y muchos más).

La pregunta que suele circular en estos casos es: ¿vale separar la obra del artista? Supongo que esa respuesta nos la daremos cada uno, y, por más que ideológicamente estemos en las antípodas con respecto a nuestros «ídolos», muchas veces su música o su arte en general no dejan de ser geniales y gustarnos. Y, aparentemente esto es lo que le pasó a Brandon Flowers en una reciente entrevista con NME.

En el marco de su presentación en Glastonbury, el medio entrevistó al cantante y le preguntó cuáles serías sus «reyes» o héroes. Flowers respondió:

«Tengo por lo menos quince. Liam (Gallagher) es uno de ellos. Don Henley, Peter Gabriel, Morrissey sería un rey, Bono sería un rey, Springsteen sería un rey.»

Fue inevitable para el reportero detenerse en el nombre de Morrissey, ya que en el último tiempo ha emitido una serie de afirmaciones racistas y de utra derecha que mancharon bastante su figura pública e incluso alejaron a varios fans. A partir de este cuestionamiento, Flowers agregó:

«Sigue siendo un rey. Es inigualable en lo que ha logrado y su valor, sus letras, su sentido de la melodía, es simplemente increíble. Me olvidé que estaba en aguas turbias, así que tal vez no debería haberlo nombrado.»

Por la mañana, Moz compartió el link de la entrevista a Flowers desde su cuenta de Twitter.