Con motivo de los diez años de Breaking Bad, el portal Entertainment Weekly reunió a las figuras más importantes del casting de la serie, una de las más aclamadas de la historia de la historia de la televisión.

En medio de una jornada a puras fotos y diálogos con un tinte nostálgico, Bryan Cranston, el encargado de personificar a temible rey de la anfetamina en Albuquerque, Walter White, dio a conocer cuál es la escena que más recuerda del show.

(Aunque creemos difícil que nunca te hayas enterado nada de un programa que debutó en 2008, avisamos: ¡SPOILERS!)

Entre tantos grandes momentos, Cranston destacó aquel en el que Jane (Krysten Ritter), la novia de Jesse Pinkman (Aaron Paul), falleció ahogada con su propio vómito en el final del episodio “Phoenix”.

“Recuerdo esa escena más que ninguna otra que filmamos”, aseguró el actor según hizo eco The Huffington Post.

“Porque cuando Jane moría, vi a Krysten Ritter dar todo de sí, su cara parece desvanecerse, y veo la de mi propia hija aparecer y morir en frente de mí. Fue muy impactante y no podía quitármelo de la cabeza”.

Además, el cuatro veces ganador del Emmy a Mejor Actor en una Serie Dramática por su papel de White confesó que, para la realización de ese momento, tomó anotaciones que lo ayudaran a comprender lo que su personaje estaba atravesando emocionalmente. Una de ellas decía: “¿Por qué debería salvarla? Bueno, ella podría ser mi hija”.

“En algún lugar de mi subconsciente eso llegó al nivel consciente. Y allí estaba ella. Mi propia hija está muriendo frente a mí, y hasta el día de hoy hace que mi corazón se sienta pesado”, agregó Cranston.

Durante la entrevista, el elenco también reveló que esta no era la forma original de la escena. Inicialmente, se suponía que Walt se escabullía en la habitación de Jane y Jesse, veía a la chica vomitando mientras dormía de lado y luego la empujaba sobre su espalda para ahogarse y morir.

Pero, según el actor, Sony y la cadena AMC tuvieron una conversación con el creador de la serie, Vince Gilligan, en la que todos terminaron estando de acuerdo en que la escena estaba “convirtiendo a Walt demasiado rápido” en su malvado alias, Heisenberg, y que después de tal movimiento, tan temprano, no habría lugar para el viejo Walt.

“Creo que tomaron una buena decisión”, sentenció Paul sobre este cambio de último momento.

Link: https://youtu.be/RGEmFpitjYw

Comunidad Indie Hoy