I Am Brian Wilson: A Memoir, la autobiografía del líder de The Beach Boys escrita junto al novelista y periodista Ben Greenman, fue editada en español y, entre muchas otras cosas, ofreció un gran acercamiento a la relación entre la legendaria banda californiana y The Beatles.

“1964. El rock and roll estaba ganando control y lo estaba haciendo rápido. Una de las partes más importantes en este proceso fueron The Beatles”, reconoció Wilson con respecto al papel del cuarteto de Liverpool en el género durante ese momento.

“Se dijo que éramos el siguiente mejor grupo después de ellos. Incluso que éramos mejores, que nuestras canciones eran más interesantes o sofisticadas o que creaban más energía positiva”, recordó el músico, quien en otro pasaje del título admitió haber escrito algunos temas pensando en los Fab Four ingleses, como es el caso de “Girl Don’t Tell Me”, de 1965: “Era un sonido diferente, porque la escribí pensando en John Lennon. Hasta pensé en dársela a ellos. Decían que se parecía a ‘Ticket to Ride’, pero no era mi intención que se pareciera a ninguna canción suya en particular. Sólo tenía el aire.”

“Era difícil llegar más lejos a causa de los Beatles. Estuvieron en el show de Ed Sullivan en febrero de 1964, y en abril ya ocupaban los cinco primeros lugares del Billboard”, reconoció.

Además, el californiano aseguró que no había una rivalidad entre ambas bandas:

“Esa es una palabra equivocada. Intercambiamos mensajes trasatlánticos. Ellos hacían algo, yo lo escuchaba y quería hacer algo igualmente bueno.”

A su vez, Brian mencionó a John Lennon y contó cómo su muerte caló hondo en los Beach Boys: “Empezamos a tocar un cóver de ‘Imagine’ porque habían asesinado a John unos años antes. Él no estaba y no iba a volver, eso convertía una canción de esperanza en una triste”.

Finalmente, entre muchos otros datos con respecto a The Beatles, el compositor de 76 años confirmó que, de todos los discos de Lennon y compañía, “Rubber Soul fue el que de verdad impresionó.”

“Es probablemente el mejor disco de la historia. Me mandó directo al piano”, declaró. “Es un álbum donde todo fluye y todo funciona. Recuerdo que me impresionaron ‘You Won’t See Me’, ‘I’m Looking Through You’ y ‘Girl’. No eran sólo las letras y las melodías, sino también la producción y sus armonías. Eran tan únicas.”