Joe Maus (a la derecha)

Agitados días corren para la agenda del indie estadounidense. Es que el sábado por la tarde, el sello Ribbon anunció en sus redes la muerte de Joseph (Joe) Maus, bajista y hermano del multifacético John Maus. Los Maus y la banda se encontraban de gira por Europa y precisamente en Lituania tuvieron que interrumpir el tour por la dolorosa muerte del joven de 30 años.

Si bien las causas aún son desconocidas, vía Instagram la esposa de John liberó un escándalo, anunciando que su cuñado falleció de sobredosis de estupefacientes. La publicación desató la ira de músicos cercanos a la banda y el posterior “fuego cruzado” mediante comentarios.

Lo cierto es que, lo que para muchos parece una millenial novela hollywoodense, para el potentísimo grupo de artistas indies es una verdadera pesadilla; Allah Las por ejemplo, lamentó también vía redes la muerte de un cercano músico colaborador, pidiendo además donaciones para su entierro. Ariel Pink, amigo de los Maus, sufrió en el mismo día de la muerte de Joe la pérdida de otro amigo músico: Sam Mehran (Samantha Urbani, Test Icicles, Outer Limits Recording) se suicidó en su departamento en Broadway acusando la corta edad de 31. Como dato curioso, la colaboración de Sam para Ariel Pink es de una canción llamada “Suicide Mission“.

Quizás la muerte de tan jóvenes y pocos reconocidos artistas, sirva al público indie para apreciar un poco más la obra y el trabajo de aquellos músicos colaboradores de grandes bandas. Para todo lo demás, existe Netflix y su controversial documental Hired Gun que cuenta lo difícil que es ser un músico de sesión.

Comunidad Indie Hoy