Marilina Bertoldi en Niceto Club – Foto: Kevin Luries

La industrial musical sigue siendo bastante desigual en cuanto a géneros. Es decir, aún existe cierta preponderancia de figuras masculinas; sobre todo en corrientes como el rock y en regiones como Latinoamérica.

Tal brecha que comentamos hace unas semanas se evidencia, por ejemplo, en los carteles de festivales y en los rankings de popularidad. En general, la participación de proyectos liderados por chicas apenas ronda el 10% en la mayoría de eventos.

No obstante, una artista femenina ganó la votación de “Mejor disco argentino de 2018” del suplemento No de Página 12. Cabe mencionar que esta es la primera vez en 30 años que aquello sucede. La elegida fue Marilina Bertoldi con Prender Un Fuego.

Al enterarse de ese reconocimiento, la rockera aprovechó para comentar desde sus historias de Instagram la situación de las mujeres en la escena musical. Su intención fue la de resaltar lo menospreciadas que son muchas obras creadas por chicas:

“Acá no hay sellos o festivales presionando. Hay artistas votando artistas. Ustedes se votaban entre ustedes, y no nos veían como pares. Se dieron cuenta ahora porque les dijimos que somos iguales”.

Más adelante agregó:

“Hasta ahora la historia del rock argentino es la historia del hombre en el rock argentino. Nos dijeron hinchapelotas, nos dijeron de todo”.

Cerró su reflexión celebrando con una frase breve:

“Este año, ganó una lesbiana”.

Te invitamos a mirar su intervención completa a continuación:

Tool terminó de grabar su nuevo disco
Lars Ulrich de Metallica elige sus dos portadas favoritas de la banda