Una de las canciones más reconocidas y legendarias de Led Zeppelin vuelve a estar en la mira de la justicia por posible plagio. La historia se remonta a 2015, momento en que Jimmy Page y Robert Plant fueron demandados por robar acordes de la canción “Taurus” (1968) de Spirit. La objeción venía de parte del gestor del patrimonio del ya fallecido guitarrista Randy Wolfe, quien sostenía que debía figurar como coautor de “Stairway to Heaven”, la canción de 1971 en la que Led Zeppelin lo habría plagiado.

En 2016 el veredicto de la justicia declaró a Page y Plant inocentes, luego de que varios expertos analizaran la escala cromática descendente (que es particularmente lo que origina la demanda) y concluyeran que es un recurso común de la música popular y no se puede considerar plagio, mientras la banda alega que “los acordes existieron desde siempre”.

Pero esto no terminó acá, ya que, ahora, la banda, vuelve a enfrentarse a juicio porque, aparentemente, Michael Skidmore, gestor de patrimonio de Wolfe, no parará hasta que el nombre de su difunto cliente aparezca en la autoría de una de las canciones más reconocidas de la historia del rock. Así lo reportó ABC, entre otros medios.

Mientras tanto, Led Zeppelin se encuentra celebrando su aniversario número 50, para el que ha decidido lanzar variado material: entre lo que se cuenta un libro, un disco con ent
revistas y compilados de sus mejores canciones.