Foto: Facebook de Cardi B

Cardi B es una artista estadounidense de raíces latinas que ha generado revuelo en la escena del hip hop. Con éxitos como «Bodak Yellow» puso en el radar el poder y la rebeldía femenina pese a que muchos la tildaran de desagradable.

La rapera comunicó desde su Twitter la intención de darle un giro inesperado a su carrera. Concretamente, reveló que tiene intenciones de aspirar a un cargo político. El pasado domingo 12 de enero tuiteó:

«Creo que quiero ser política. Realmente amo al gobierno, aunque no estoy de acuerdo [con el gobierno].»

Más adelante, ella comentó que tiene pensado estudiar primero antes de emprender la carrera hacia el Congreso. Al respecto, Cardi señaló: «Solo necesito un par de años de formación y puedo sacudir la mesa.»

Hace unas horas, la cantante agregó algo desde Twitter: «Cada vez que publico algo político me atacan con toda clase de locuras. Si sos conservador y si apoyás a un partido opuesto, está bien (a menos que seas racista), podemos entablar debates amistosos aquí para expresar tu opinión.»

Meses atrás, la neoyorkina se había sumado a la campaña del senador Bernie Sanders, un candidato demócrata que buscará derrotar a Donald Trump en las elecciones presidenciales de este año. Al respecto de los planes de ella, Bernie opinó ante TMZ: «Cardi está profundamente preocupada por lo que está ocurriendo en el país. Ella sabe lo que es vivir en la pobreza y la lucha, y sería genial para ella traer esa experiencia a la política.»

Queda claro entonces que, a diferencia de su colega Kanye West, confeso seguidor de Trump, Cardi se ubica en un espectro ideológico alejado de la defensa de intereses de los millonarios y tiene una orientación más progresista e inclusiva.