Los rumores sobre la pedofilia de Michael Jackson vienen desde hace años. Pero el reciente estreno de Leaving Neverland, el documental de 4 horas lanzado por HBO en el que dos hombres exponen su testimonio sobre los abusos que recibieron por parte del Rey del Pop, ha puesto el tema otra vez sobre la mesa y con mucho más fervor.

A pesar de las amenazas de demandas de parte de los herederos de Jackson hacia HBO, el film fue estrenado y causó gran impactó en el público y la prensa. Si bien los herederos y abogados niegan las acusaciones expuestas en el film, los protagonistas dan un testimonio detallado de los abusos ocurridos en Neverland, la mansión en forma de parque de diversiones que poseía el músico.

Es por esto que James L. Brooks, el productor ejecutivo de The Simpsons, junto a Matt Groening, han decidido que el mítico capítulo de la serie en el que Michael Jackson aportó su voz, será quitado de circulación. Se trata deStark Raving Dad, y el Rey del Pop participó poniendo la voz de Leon Kompowsky, el interno de un hospital psiquiátrico que se cree cantante.

Brooks expresó:

“Este fue un episodio diferente, un tesoro. Hay muchos buenos recuerdos que hemos guardado en este, pero no se quedarán. Estoy en contra de la quema de libros de cualquier tipo. Pero este es nuestro libro, y se nos permite sacar un capítulo”.

Los productores de The Simpsons no fueron en los únicos que tomaron la decisión de desvincularse de material relacionado con Michael Jackson. También fue quitada una estatua del Rey del Pop que se encontraba en el Museo Nacional de Futbol en Mánchester y muchas estaciones radiales han decidido sacar las canciones de Michael de sus listas de reproducción.