Al igual que muchas otras celebridades de Hollywood, Steven Tyler no quiere saber nada con Donald Trump o con el hecho de estar relacionado a él, por lo que no dudó en enviarle al presidente una carta documento para demandarle que no use sus canciones en sus presentaciones públicas después de que el magnate inmobiliario y su equipo hicieran sonar “Livin’ on the Edge” de Aerosmith el día de ayer en el Civic Center de Charleston.

Amparándose en la Ley de Marcas estadounidense también conocida como Lanham Act, Tyler (quien en 2015 pasó por una situación muy similar después de que Trump usara “Dream On” en su campaña electoral) mandó a través de su abogada, Dina LaPolt, el documento a la Casa Blanca pidiéndole al mandatario que “cese y desista” de emplear sus temas y acusando al presidente de una deliberada infracción al reproducir el mencionado track, escrito por Tyler, Joe Perry y Mark Hudson.

Según informó el medio Variety, algunas porciones del texto de LaPolt dicen así:

“Nos ha llamado la atención que el presidente Donald J. Trump y/o la organización Trump (en adelante, “Sr. Trump”) hayan usado la canción de nuestro cliente ‘Livin’ On The Edge’ en relación con las reuniones de sus eventos políticos (“Reuniones”), incluido en un evento celebrado ayer en el Charleston Civic Center de Charleston, West Virginia, el 21 de agosto de 2018. Como se describe expresamente en las cartas anteriores, el Sr. Trump no tiene el permiso de nuestro cliente para utilizar la música de nuestro cliente, incluyendo ‘Livin’ On The Edge’.

Lo que hace que esta violación sea aún más atroz es que el uso de la música de nuestro cliente por parte del Sr. Trump fue previamente prohibido, no una, sino dos veces, durante su campaña para la presidencia en 2015. Por favor, consulte las cartas anteriores enviadas en nombre de nuestro cliente adjunto aquí como Anexo A. Debido a que recibió las Cartas Previas, dicha conducta es claramente intencional, sometiendo al Sr. Trump a la pena máxima establecida por la ley.

Como hemos dejado en claro en numerosas ocasiones, el Sr. Trump está creando la falsa impresión de que nuestro cliente ha dado su consentimiento para el uso de su música e incluso que respalda la presidencia del Sr. Trump. Al usar ‘Livin’ On The Edge’ sin el permiso de nuestro cliente, el Sr. Trump está implicando falsamente que nuestro cliente, una vez más, respalda su campaña y/o su presidencia, como lo demuestra la confusión real vista por las reacciones de los fanáticos de nuestros clientes en las redes sociales. Esto específicamente viola la Sección 43 de la Ley Lanham, ya que ‘es probable que cause confusión, un error o engañe en cuanto a la afiliación, conexión o asociación de dicha persona con otra persona’”.

Además, como también hemos dejado en claro, el Sr. Trump necesita el permiso expreso por escrito de nuestro cliente para usar su música. Exigimos que las sociedades de representación pública del Sr. Tyler cancelen sus licencias en 2015 en relación con ‘Dream On’ y cualquier otra composición musical escrita o co-escrita por el Sr. Tyler. Como tal, no tenemos conocimiento de ninguna licencia de representación pública que aún exista y que le otorga al Sr. Trump el derecho de usar su música en relación con las reuniones o cualquier otro propósito. Si el Sr. Trump tiene alguna licencia de ese tipo, reenvíela a nuestra atención de inmediato.

Además, la voz del Sr. Tyler es fácilmente reconocible y central para su identidad, y cualquier uso de la misma se apropia indebidamente de sus derechos de publicidad. El Sr. Trump no tiene ningún derecho a utilizar el nombre, la imagen, la voz o el aspecto de nuestro cliente, sin su permiso expreso por escrito”.