Claramente la suerte no está del lado de Travis Barker. Luego de haber pasado cuatro semanas sin poder tocar la batería, habiendo postergado las ya programadas fechas con Blink-182 y sin que ningún médico pudiera darle un diagnóstico certero, a Barker le encontraron coágulos en la sangre.

Habiendo pasado este verdadero mal rato parece que la racha de Travis no mejora: el pasado 13 de julio sufrió un accidente automovilístico cuando conducía su Mercedes por Calabasas, Los Ángeles, y chocó contra un bus escolar. Afortunadamente, el transporte no llevaba niños. Aún no se conoce el estado de salud de Travis y los pasajeros que iban con él, entre ellos su hijo de 14 años, pero sí se sabe que el impacto fue lo suficientemente fuerte como para activar los airbags del vehículo.

A pesar de su mala suerte y de que pareciera que alguien quiere verlo muerto, Travis se mantiene positivo y se define como indestructible en su tweet sobre el accidente:

Si bien este accidente fue hace muchos años y no podría contar como cadena de desgracias, recordamos que Travis estuvo involucrado en el accidente del Learjet 60 en Carolina del Sur, en 2008, donde murieron cuatro de los seis pasajeros. Travis Barker y Adam “DJ AM” Goldstein fueron los únicos sobrevivientes.

Mirá el clip que hizo el baterista sobre su camino a la recuperación:

Comunidad Indie Hoy