Lo de Carl Barât en Niceto fue una de esas experiencias únicas de las que uno se siente bendecido de haber sido parte, no sólo porque The Libertines sea todo un mito contemporáneo del rock británico y hasta mundial sino porque la fuerza, pasión, la entrega y el encanto que Carl derrama en el escenario son contundentes y demoledores.

Todo empezó alrededor de las 22 horas cuando el hombre de la noche entró en escena. Enfundado en su ya clásica campera de cuero negra y con guitarra en mano, abrió la parte acústica del show.

La elegida para romper con la espera del público quien ya en el primer tema lo aclamaba al son de cánticos futboleros como: ‘OLÉ OLÉ OLÉ OLÉ, CARRRR-LOOOS CARRRR-LOOOOS’ y ‘CARLIITOOOOS CARLIITOOOOS’ que incluso hicieron sonreir y hasta sonrojar al mismo Carl fue “9 Lives“, un tema oculto de Dirty Pretty Things.

A todo esto, el debut libertino de la noche no se hizo demorar: los acordes de “What Katie Did” sonaron y todos estallaron con el inmortal ‘shoop shoop, shoop de lang-a-lang’ y señores, sólo estábamos ante el comienzo de la segunda de veinte canciones.

Luego de un corte de pocos minutos, Biggles (como solía y suele llamarlo su eterno compañero Peter Doherty) volvió al escenario pero esta vez acompañado por su hermosa y ya desgastada Les Paul Melody Maker (sí, la misma que solía usar con los Libs) como así también por Místicos, la banda soporte de su show, quienes lo ayudaron de un modo excelente a llevar adelante un set eléctrico arrollador; el cual fue quizás el momento más esperado de la noche.

Don’t Look Back Into The Sun” abrió este set que terminó de confirmar que Barât, quién se mostró realmente feliz y cómodo durante toda la velada, está en igual o en mejor estado que hace 10 años atrás cuando compartía canciones con Doherty, Hassall y Powell. Saltando, bailando desaforadamente y para en ese entonces ya con el torso desnudo y su larga melena moviéndose hicieron dar, por lo menos a esta autora, la sensación de estar viviendo en pleno apogeo del Up The Bracket.

Carl nos regaló un show perfecto, lleno de magia, de bellas gemas como “France” o “Bucket Shop” y de otros detalles que nunca pensamos que fuéramos a vivir. En fin, ¿hay mejor forma de terminar que gritando bien fuerte ‘fuck ‘em’? No, no hay.

Setlist:

01. 9 Lives
02. What Katie Did
03. Deadwood
04. So Long, My Lover
05. The Ballad Of Grimaldi
06. Time For Heroes
07. Up the Bracket
08. Music When The Lights Go Out
09. She’s Something
10. France
11. Bucket Shop
12. The Good Old Days
13. Can’t Stand Me Now
14. What a Waster

Encore

15. Don’t Look Back Into the Sun
16. Death on the Stairs
17. Blood Thirsty Bastards
18. Up the Bracket
19. Bang Bang You’re Dead
20. I Get Along

*Fotografías por Candela Gallo: