Cultura del Sur de Temperley se vistió de gala para recibir otro Festival Ultrasónica. De hecho, en los pasillos del recinto se podían ver postales de ediciones anteriores. En ellas, posaban bandas como Jueves de Cine, Mes de Mayo, o Indios. Más adelante, a medida que ibas caminando, te topabas con los discos de bandas emergentes, stickers y puestos de ropa, pochoclos, o bellos cuadros para llevar.

En el sector indoor, donde DJ Vamp ejecutaba sus perillas, el plato fuerte de la noche: la música en vivo. Así, bien pasada la medianoche, abrieron el escenario Poly Pereyra y Sofía Matthews. Un dúo folk flamante, de guitarra acústica y voces, que está comenzando a mostrar sus canciones de otoño/invierno. Él, ya tiene dos discos editados con su grupo Los Árboles de Luz (El abrazo de los ríos, 2013; y Hogar, 2015). Ella, fue corista de Amor Elefante y ahora hace lo propio en La Rumbadera. Juntos, tras el adelanto de Azul profundo y la presentación en sociedad del sábado, prometen más novedades de esta saludable unión artística.

IMG_3035
Fotografía: Lucia Vite Fotografía
iniciados del alba
Fotografía: Lucia Vite Fotografía

Pasado el primer número, llegó el turno de Fordebán. El grupo local arrancó con “Ahogándonos“, y de allí en más se dedicó a tocar las canciones de Todo el viento de una vez (su último disco). Ajustados, combinaron pop con un estilo power de la mano de grandes canciones como “Nadar es lo mejor que hacés“, “Reflejo“, “Otra fase“, y “2000 años“.

Antes del cierre, Diego Aldasoro, cantante y guitarrista de Fordebán, demostró su alegría por la nueva fecha del Ultrasónica organizada por el colectivo de bandas El club de la serpiente, y manifestó que el camino de la autogestión “es la que va”. Posteriormente, dedicó unas palabras respecto a la noticia que el mismo sábado sacudió las redes sociales: la acusación de abuso sexual al líder de La ola que quería ser chau. Naturalmente, Aldasoro se solidarizó con las denunciantes, despertando el aplauso cerrado de los presentes.

Fotografía: Lucia Vite Fotografía
Fotografía: Lucia Vite Fotografía

Más luego, Iniciados del Alba. Este quinteto influenciado por Spinetta desde el nombre de la banda, pasando por sus líricas y su sonido aporteñado, se lució con su set de casi 30 minutos. Con un pulso jazzero y experimental, los temas de su EP homónimo lanzado en febrero no dejaron de sonar: “Visión de hoy“, “No serás el sol“, “Savia“, y “Compediti“. Los espectadores allí convocados, por su parte, festejaron cada una de las interpretaciones del conjunto sureño.

Fotografía: Lucia Vite Fotografía
Fotografía: Lucia Vite Fotografía

Para el cierre, The BKS. Al ser el grupo que finalizaba la velada, los BKS se dieron el gusto de tocar un poco más de tiempo que sus antecesores. En casi 40 minutos de recital, se explayaron con temas de su reciente EP, Barcos. De este modo, pasaron “Todo el tiempo“, “Disney“, “Detroit“, y “Hombre libre“, “Lluvia de estrellas“, y “Extremadamente“. Ellos tienen swing; manejan con soltura un bailable indie pop electrónico, con una pizca de psicodelia que por momentos remite a Bicicletas. Pisando las 4 AM, con el conjunto ya casi despidiéndose del escenario, los globos impulsados por la gente le dio un gran punto final a la trasnoche del sábado.

La impecable organización, el numeroso público ávido de conocer bandas nuevas, las expos por demás interesantes, la música del DJ Vamp, y los cuatro artistas expresándose a través del camino de la independencia, hicieron del Festival Ultrasónica una fiesta de la forma.

IMG_3216
Fotografía: Lucia Vite Fotografía

Comunidad Indie Hoy