Categorías: Coberturas
| Publicado
25/08/2015

[Cobertura] Warpaint en Teatro Vorterix

Foto: Matías Casal

¿Tuvieron que pasar cuatro años para que consigamos la revancha y lograr que una banda pise el suelo de nuestro país? La respuesta es obvia y de más está decir que la espera valió completamente la pena. Vaya uno a saber cómo pasó, que el furor por el cuarteto proveniente de California hizo que la gente de Converse (encargada de la organización del show) haya elegido a último momento el gran Teatro Vórterix para la velada.

Foto: Matías Casal

Alrededor de las diez de la noche del sábado 22 de agosto, una multitud eufórica recibió a las chicas de Warpaint, que entre miradas y sonrisas cómplices, se ubicaron en sus puestos listas para dar lo mejor de sí durante catorce canciones. Emily Kokal, Stella Mozgawa, Theresa Wayman y Jenny Lee Lindberg tocaban en Buenos Aires por primera vez y no podían disimular lo cómodas que se sentían haciendo música frente a un público que todo el tiempo acompañó bailando, cantando y coreando los típicos "Olé, olé, olé... Warpaint, Warpaint" como bien se hace acá.

Foto: Matías Casal

El repertorio fue bien variado: desde la clásica "Elephants" o "Billie Holiday" del EP Exquisite Corpse, hasta "Disco//Very", en la cual la muchachita de la Fender Jaguar pidió que encendieran las luces de la bola de boliche para recrear un ambiente de fiesta y alegría. Uno de los momentos más emocionantes de la noche fue cuando Kokal apareció cargando su guitarra sin compañeras detrás, íntima, mostrándose frágil y volcando esa hermosa vulnerabilidad al entonar "Baby” mezclándola con “Because the Night” de Patti Smith. Tampoco faltaron los últimos singles “I’ll Start Believing” y “No Way Out”, las geniales líneas del bajo de Lindberg en “Composure” y la hermosa voz de Emily en “Biggy”. No hay que dejar de mencionar el gran trabajo de Stella en la batería de “Keep it Healthy”, marcando y llevando el ritmo de la banda como un metrónomo , y la dulzura de una Theresa que se dejó llevar todo el tiempo por danzas, palabras en castellano y alegría pura.

Foto: Matías Casal

En casi hora y media de show, Warpaint hizo lo que mejor sabe hacer y nos llevó de viaje a través deatmósferas y sonidos, se divirtió y dejó a todos con ganas de más.
Dieron y recibieron, sintieron e hicieron sentir, y la realidad es que a lo mejor no hace falta explicar mucho más porque lo importante fue haber tenido la suerte de estar en el momento y en el lugar justo. Ahí está el poder de la música y lo que esta banda pudo lograr el sábado pasado: comunicar de todo sin la necesidad de hablar.

Foto: Matías Casal
Foto: Matías Casal



En este momento tan difícil, necesitamos de tu ayuda

En una época tan crítica para los medios independientes, no queremos dejar de difundir la cultura. Para eso te necesitamos más que nunca: tu aporte es crucial para el sostenimiento de Indie Hoy

Sumate a la Comunidad
.