Después de unos primeros días de intensa actividad, el fin de semana llegaba al Primavera Sound 2019. El cartel del viernes 31 de mayo en el Parc del Fòrum tenía algunos nombre interesantes para comenzar la jornada y Midori Takada, pionera del ambient japonés, bien merecía una visita temprana al recinto.

El proyecto Putochinomaricón lleva ya un tiempo dando la nota por los escenarios, con su show irreverente, reivindicativo y divertido. Nacido en Taiwán pero criado en Madrid, Chenta Tsai Tseng no tiene pelos en la lengua y arremete contra todo lo hater. Trabajos como Corazón de cerdo con ginseng al vapor (Elefant Records, 2018) con temas como «Gente de mierda», son todo un alegato por lo diferente. Como no podía ser de otra manera, Putochinomaricón terminó su directo reivindicando a las minorías y un Primavera Sound más «maricón que nunca.»

Putochinomaricón – Foto: Christian Bertrand
Kurt Vile & The Violators – Foto: Gime Zaballa

Otro nombre conocido fue Pond, quienes regresaron al festival después de su presentación en 2017, esta vez para presentar su nuevo LP titulado Tasmania (Interscope), producido por el omnipresente Kevin Parker. También este año han facturado un cóver de «Ray of Light» de Madonna para la emisora australiana Triple J., que el público del Primavera tuvo la suerte de presenciar en vivo. Las actuaciones de la banda de Perth no están exentas de locura, sobre todo la de su líder, Nick Allbrook.

Una de las citas más interesantes de esta edición del festival fue la presentación de Beak>, con miembros de Portishead y Moon Gangs. Su último trabajo, >>> (Invada Records / Temporary Residence, 2018) es un regalo para los oídos con buenas dosis de kraut y post-rock. Muestra de esto fue «The Brazilian», corte con el que abren el LP y que también abrió su setlist en el escenario Primavera. A la misma hora, el bueno de Kurt Vile desplegaba sus guitarrazos al otro lado del recinto.

El viernes se pudo ver un escenario Seat plagado de nombres femeninos: Pavvla, Carly Rae Jepsen, Miley Cyrus y Robyn, en ese orden. El escenario Pull & Bear fue testigo del espectáculo colorista de Janelle Monáe, que venía a defender su Dirty Computer (Bad Boy Records, 2018), un trabajo por el que recibió dos nominaciones a los premios Grammy. Rodeada de bailarinas, la norteamericana brilló como una diva.

Carly Rae Jepsen – Foto: Gime Zaballa
Miley Cyrus – Foto: Gime Zaballa
Janelle Monáe – Foto: Sergio Albert

Siempre hay hueco en Primavera Sound para grupos con larga trayectoria, o para aquellos que, tras un parón de varios años, se vuelven a reunir: Suede es uno de esos casos. La banda liderada por Brett Anderson convenció con un concierto energético en el que no paró ni un momento. El británico gateó, brincó, meneó el micrófono como solo él sabe hacerlo, e incluso descendió entre el público. Por supuesto, interpretó sus hits más clásicos y convenció a todos los que se congregaron bajo sus pies.

Los fans del punk rock deben estar satisfechos con el programa de este año. El mismo viernes contaba entre sus nombres a Jawbreaker y los canadienses Fucked Up, que se encargaron de incendiar el escenario con su poderoso concierto. Otros que consiguieron conmover una y otra vez fueron Low. Los de Duluth, Minnesota, publicaron el año pasado Double Negative (Sub Pop Records), una colección de cortes oscuros y magnéticos que encumbra al trio una vez más en el virtuosismo. Alan Sparhawk, Mimi Parker y Steve Garrington continúan poniendo la piel de gallina con canciones como «Always Trying to Work It Out», o la ya clásica «No Comprende».

Uno de las bandas más esperadas de todo el festival era Tame Impala. Kevin Parker ya nos tiene acostumbrados a directos lisérgicos en los que las visuales distorsionan su silueta mientras su voz lo colma todo. Su concierto fue efectista, sin salirse del guion establecido, aunque con la gran novedad de su nuevo single «Patience» (Modular / Island, 2019).

Kate Tempest, que publicará su tercer LP The Book of Traps and Lessons el próximo mes, volvía al Primavera Sound con su artillería en forma de poemas y rap. Por su parte, el show de Jungle resucitó a los muertos con su neosoul ya a altas horas, ideal para no parar de bailar con temazos como «Heavy, California». La noche se guardaba bazas como Mura Masa y Peggy Gou, entre otras muchas opciones.

Low – Foto: Paco Amate
Tame Impala – Foto: Eric Pamies
Tame Impala – Foto: Gime Zaballa
Jungle – Foto: Dani Canto

*

Foto principal: Gime Zaballa.