Sabemos que es innegable el éxito de Better Call Saul, el spin-off de Breaking Bad que se centra en las aventuras de Saul Goodman, el excéntrico abogado de Walter White en la aclamada serie original.

Ahora, un dato poco conocido sobre esta ficción es que al comienzo, la idea que tenían sus creadores para llevarla a cabo era muy distinta de lo que podemos ver ahora en la pantalla chica.

Lo cierto es que tanto el productor Vince Gilligan como el actor Bob Odenkirk se pronunciaron sobre los inicios de la serie en el marco del Festival de Televisión ATX, y esto fue lo que confesaron al respecto:

“Vendimos el proyecto a Sony y AMC sin tener claro lo que era. Pensamos que podría ser una comedia de media hora. Pensamos entonces en estafar al Dr. Katz. Semana tras semana, los cómicos famosos venían con sus problemas legales. Pero no sabíamos nada de escribir ese tipo de comedia”.

Pese a lo señalado por ellos, sabemos que la trama y el estilo del programa terminaron por ser un tanto más complejos y menos directamente humorísticos, aunque sin dudas un personaje como Saul siempre sabrá sacarle a la audiencia una carcajada.

Mientras esperamos por la próxima temporada de esta producción, que llegará en la fecha que anunciamos hace unos días; compartimos también la sinopsis sobre estos capítulos venideros, según lo publicado por la cadena AMC:

“En la cuarta temporada de Better Call Saul, la muerte de Chuck cataliza la transformación de Jimmy McGill (Bob Odenkirk) en Saul Goodman. En el proceso de su pérdida, Jimmy dará pasos hacia el mundo criminal que pondrán en peligro su futuro como abogado y su relación con Kim (Rhea Seehorn)”.

En todo caso, se trata de una ficción que recomendamos, puesto que recordemos que estuvo incluida en el listado de 20 mejores series de 2017 que comentamos hace unos meses.

Comunidad Indie Hoy