Series
|
30/12/2020

Bridgerton: La polémica por la controversial escena del libro que fue modificada para la serie de Netflix

La decisión tomada por los escritores de la serie no dejó a nadie indiferente y el debate llegó a las redes sociales.

Regé-Jean Page y Phoebe Dynevor en Bridgerton (2020). Foto: Liam Daniel/Netflix

El pasado 25 de diciembre Netflix estrenó Bridgerton, serie de drama y romance basada en las novelas escritas por Julia Quinn que han sido todo un éxito de venta en Estados Unidos y traducidas a 32 idiomas.

Alerta de spoilers: esta nota revela detalles de la trama de la primera temporada de Bridgerton.

Creada por Chris Van Dusen y producida por Shonda Rhimes –la mente detrás de Grey’s Anatomy y Scandal, entre otros shows-, la historia gira en torno a los ocho hermanos de la poderosa familia Bridgerton, quienes buscan el amor y la felicidad en la alta sociedad londinense.

La protagonista de la trama es Daphne Bridgerton (Phoebe Dynevor), la mayor de las hermanas, quien es presentada en sociedad con el fin de contraer matrimonio. Sin embargo, todo se alterará cuando conozca a Simon Basset (Regé-Jean Page), un Duque con quien iniciará una peculiar relación.

La familia Bridgerton, protagonista de la serie de Netflix

La serie ya es todo un éxito en la plataforma, lo que seguramente hará que muchos espectadores decidan leer los libros para conocer en profundidad la historia. Sin embargo, y aunque la adaptación trata de ser lo más fiel posible a la novela, hubo una escena en particular que debió ser reescrita por resultar demasiado polémica para los lectores.

Previo a contraer matrimonio, tanto en la novela como en la serie, el duque de Hastings -Basset- le confiesa a su futura esposa que no puede tener hijos. Ella, a pesar de su deseo de ser madre, decide casarse igual. Sin embargo, con el paso del tiempo Daphne se da cuenta de que ha sido víctima de una mentira: el Duque puede pero no quiere tener hijos.

Phoebe Dynevor y Regé-Jean Page en Bridgerton (2020). Foto: Netflix

En la novela, Daphne busca vengarse de su esposo y para lograr su cometido (quedar embarazada), aprovecha una ocasión en la que vuelve borracho para abusar de él. En la serie, la escena se plantea de otra manera: Daphne toma la iniciativa en el acto sexual y en principio hay consentimiento de ambas partes, pero sobre el final eso cambia y la voluntad de Simon se ve anulada por el control de Daphne, quien no duda en seguir adelante con su plan.

Del mismo modo que los lectores de la novela mostraron su enojo en aquel momento, el camino tomado por la serie no dejó a nadie indiferente y ha generado un fuerte debate sobre el consentimiento y la violación en las redes sociales.