Ross (David Schwimmer) y Rachel (Jennifer Aniston) son probablemente la pareja más popular de la televisión. Durante sus 10 temporadas, Friends nos mostró a través de ellos el intenso romance de dos opuestos complementarios.

Estos personajes tuvieron constates rupturas y reconciliaciones a lo largo de los capítulos. Sin embargo, hay una pelea en particular que aún perdura en el imaginario colectivo. Nos referimos al debate sobre si estaban en un descanso de la relación cuando Ross se acostó con Chloe, la chica de la fotocopiadora.

Cualquier seguidor de la serie recuerda al hermano de Monica gritando «We were on a break!» ante la mirada indignada de Rachel. Las consecuencias de ese altercado ocurrido en un episodio de la tercera temporada fueron tan grandes que tras ello la pareja solo se unió definitivamente al final de la serie.

Pues bien, según reporta la revista People, en honor al aniversario número 25 de Friends, el portal de citas Plenty of Fish encuestó a 1.865 usuarios sobre el tema. El 60% de los solteros le dio la razón a Ross al señalar que la pareja había cortado antes de la famosa aventura con su compañera de oficina.

Pero el debate se profundizó un poco más con otra pregunta sobre qué significaba la expresión «tomarse un descanso» en términos conyugales. El 38% opina que quiere decir que están en una relación abierta mientras solucionan sus problemas, otro 33% afirma que implica que la pareja aún está unida (en monogamia), mientras que otro 29% dice que en ese caso se han separado y cada uno puede salir con quien quiera.

Lo más reciente que habíamos reportado sobre esta icónica ficción es que Robert De Niro demandará a una ex empleada por maratonearla en su trabajo.