Peppa Pig es, sin dudas, uno de los fenómenos mundiales en lo que respecta a dibujos animados. La cerdita y sus amigos llegan a cualquier parte del mundo, incluso superando la censura. Si bien el éxito de la serie animada abarca a casi todo el mundo, esta vez ha llamado la atención una gran suba de su éxito en China.

En el país que la censurara en 2018 por considerarla contenido «subversivo», ahora ha disparado las cifras: subieron hasta un 50%. Esta repentina suba se debe a que el enero pasado, la serie estrenó el capítulo «Peppa Pig celebra el Año Nuevo Chino», lo cual le dio una popularidad inesperada al programa.

Mientras, las acciones de la productora eOne subieron un 6,2%. Fiona Orford-Williamsla, analista de Edison Investment Research, comentó:

«No hay indicios de que el mercado se canse de Peppa Pig. El número de contratos de licencia y comercialización sigue aumentando».

Así es que la serie ya tiene 117 episodios nuevos programados, mostrando que, a pesar de ser un hit, no tiene nada de pasajero.