Foto: AMC

AMC confirmó hace unos días que solo le quedaban dos episodios más a Rick Grimes, el aguerrido personaje interpretado por Andrew Lincoln en The Walking Dead.

Pese a que su salida se ha venido comentando desde hace meses, primero como un rumor y luego como un hecho inevitable, no olvidemos que él ha sido desde el comienzo la figura principal de tal historia. Son más de nueve años de trabajo en ese proyecto, por lo cual los lazos de afecto que ha formado con sus compañeros de equipo son bastante fuertes hoy.

En razón de lo anterior, resulta lógico que el actor británico quiera decir algunas sentidas palabras antes de retirarse de los sets del popular drama zombi. Según lo revelado por el portal Comicbook, Andrew hizo pública por medio de la prensa una sentida carta en la que confiesa haberse enamorado de esa ficción, agradece infinitamente a quienes lo ayudaron a dar vida a Rick y hasta hace un recuento de las intensas vivencias de su personaje. Te invitamos a leer una traducción del texto a continuación:

“Gracias…

Por acompañarnos en este viaje. Por nueve años de miedo, dolor, ira y, aceptémoslo, la valentía que han mostrado a través de estos 115 episodios y contando. Gracias por los servicios periodísticos que van más allá de los niveles civilizados de resistencia humana.

Por entender que pese al alto volumen de muertos vivientes, esta en realidad es sobre la historia de lo que es estar vivo. Una historia de esperanza, familia y amistad. Gente sin nada en común que encuentra que tiene todo en común. Unidos por su búsqueda de humanidad y de un lugar al cual llamar hogar. Una historia que, quizá, tiene más relevancia hoy que lo que tenía cuando comenzamos.

Ha sido el rol más emocionante, desafiante y satisfactorio de mi trayectoria y, por la mayor parte de una década, la más grande aventura de mi vida profesional. Esta temporada se siente como la serie de la que me enamoré hace todos esos años y el mundo al que nos estábamos encaminando cuando terminamos el piloto años atrás.

Según mis propios cálculos, he matado más de 400 zombis durante la apocalipsis. Perdí un caballo, encontré un caballo. Perdí a una chica… eso no funcionó bien. Una vez comí un perro. Usé un poncho de carne dos veces. Escapé de un grupo de caníbales hipsters. Sin mencionar que me han disparado en dos ocasiones, me han golpeado con un bate de baseball, me han acuchillado tres veces, mordí la garganta de otro hombre (Perdón, eso fue raro y tenía sabor a pollo) y reparé mis botas vaqueras 12 veces.

Empezamos como una película independiente y años después nos convertimos en un acrónimo de tres letras (¿wtf?). Durante el camino, hemos tenido el placer único de conocer a entusiastas de los zombis de todo nuestro maravilloso planeta azul. Desde Tokyo a Trinidad la gente se ha unido por su amor a esta historia de supervivencia… y la cabellera extraordinariamente deliciosa de Norman Reedus.

Ha sido un viaje salvaje formado por la relación entre la serie, sus fans  y, no en una pequeña medida, ustedes la buena gente de la prensa.

Espero con ansias para seguir su cobertura de la serie y mis amigos en Atlanta por las temporadas que vendrán, y lo que tienen planeado es increíble.

Así que, gracias.
Por todo”.