Foto: History

Vikingos ha cautivado una numerosa audiencia a nivel global en estos años. Esta producción de History Channel se convirtió en el éxito más grande de esa cadena que no suele competir en el mercado de las ficciones. Hace unos días, reportamos que la segunda parte de su temporada 5 arribó a Netflix como parte de los estrenos de octubre.

Alerta de spoiler: Hablaremos de detalles de la quinta temporada y el futuro de la serie.

Pues bien, en la última entrega Bjorn (Alexander Ludwig) derrotó a Ivar (Alex Høgh Andersen) y como consecuencia, este hijo de Ragnar huyó de Kattegat con rumbo desconocido. Enseguida muchos fanáticos especularon que quizá el guerrero estaba preparando un espectacular contraataque o venganza.

No obstante, Michael Hirst, creador del programa, comentó en un diálogo con Cinemablend que nunca estuvo en los planes de Ivar el perder la batalla y que, lejos de tener un plan oculto para ganar el control de la región nórdica, él simplemente se replegó para salvarse:

«Creo que en ese momento solo está huyendo. Él sabe que ha sido lastimado y siempre tiene una forma de escapar. Tan solo se va antes de que Bjorn pueda capturarlo. Después, en la sexta temporada, comienza otra historia que explica a dónde fue y qué le sucedió. Entonces no, no era un plan.»

De este modo, Hirst confirmó los rumores en torno a una nueva vida para Ivar en un territorio desconocido, probablemente en Rusia. Allí, según comentamos meses atrás, es probable que viva un romance prohibido, acompañado de un cambio radical en su apariencia.

Así que el cierre del arco narrativo de ese intrincado personaje se centrará en su reinvención, algo de que hasta cierto punto le dará la oportunidad de redimir sus errores del pasado.