Foto: Hernán G. Rojas

A pesar de haber fallecido hace ya más de 30 años, todavía hay material inédito de Luca Prodan dando vueltas por ahí.

Esto quedó demostrado gracias a Hernán Muleiro, un periodista de Noisey que logró hacerse con una vieja grabación de Sumo tocando “Regtest” en una fiesta privada allá por 1984 y la compartió en YouTube.

Según contó en su artículo para el citado medio, Muleiro consiguió el VHS de la íntima celebración titulado “Fiesta despedida de la residencia de Aguado 2885 y cumpleaños de Giannina, Bs As, 29/8/84” gracias a Damian Stratta, el guitarrista uruguayo de la banda de hardcore punk porteña Extermineitors.

Stratta, a su vez es novio de Nina Aldino, una de las nietas de Giannina Fabbro de Kirstein, quien era la viuda del importador peronista Manolo Kirstein, cumpleañera y dueña de la mansión donde tocó la legendaria banda de nuestro rock nacional.

Después del reciente fallecimiento de su abuela, Aldino comenzó a buscar la grabación y la encontró en un armario de madera gigante, pero no pudo acceder a ella sin antes romper diferentes cerraduras del mueble.

“Me encanta Sumo y hace años los estaba buscando”, contó Nina.

“Estos VHSs familiares de distintas fiestas también tienen la voz y la imagen de mi abuelo, a quien no llegué a conocer. Eso es lo primero que quería ver y después lo de Sumo”.

A su vez, Edgardo, el tío de Aldino, contó su versión sobre cómo es que Prodan y compañía terminaron tocando en la mansión:

“El contacto se llamaba Arnoldo y fue el primer representante de Sumo, a quienes escuché en un bar que estaba en la calle Las Heras y República de la India, un mes antes del cumple de la abuela”.

Pero, como el origen del show no está del todo claro sino que corresponde a una especie de leyenda del clan familiar, Santiago, el hermano de Edgardo, también aportó su versión de los hechos:

“Supuestamente un amigo de mi vieja llevó a la banda como regalo para mi abuela por 800 pesos. Este tipo conocía a Omar Chabán, en ese momento el dueño del bar Einstein y así lo contactaron”.

Sea como fuera que se desarrollaron los hechos, la realidad es que el tape constituye un viaje al pasado en el que todos los fanáticos de Luca y los suyos estarán más que entusiasmados de embarcarse, aunque sea sólo por 3:20 minutos.