Otra obra del enigmático Banksy ha sido víctima del vandalismo. Esta vez se trata de una pintura realizada en junio de 2018 que se encontraba en el estacionamiento del centro cultural Pompidou. Según informan fuentes policiales, el robo habría ocurrido «en la madrugada del lunes hacia las 4» y la obra se habría sustraído con una motosierra.

Esta obra del artista callejero formaba parte de una serie de ocho obras sobre las movilizaciones estudiantiles de mayo del ’68. Esta particularmente, representaba una rata cubierta con un pañuelo sosteniendo lo que podría ser un bolígrafo o una bomba. Fue al día siguiente de su aparición que Banksy reconoció su autoría a través de su cuenta de Instagram y agregó:

«50 años después de los eventos de mayo de 1968 en París. Ahí donde nació el arte de la plantilla moderna.»

Como la obra se encontraba en el estacionamiento del centro cultural Pompidou en París, la institución se había ocupado de cubrirla con una placa protectora, siendo una de sus mayores atracciones. El Pompidou expresó la mala noticia por Instagram y creen posible la captura de los ladrones a través de la imágenes tomadas por las cámaras de seguridad.

Semanas atrás otra obra de Banksy desapareció misteriosamente. Se trató de un mural situado en Dover, Inglaterra que hacía referencia a la posición contraria de Banksy en relación al Brexit. El mural despareció misteriosamente y todavía no se sabe con certeza si fue retirado o cubierto.