Descubrir
|
11/03/2022

Gunwood explora los caminos infinitos del folk rock en su segundo disco: Dream Boat Jane

La nueva promesa del folk francés fusiona sus raíces parisinas, inglesas y alemanas en un sonido original y vintage a la vez.

En tiempos como los que corren, el nombre Gunwood puede llevarnos inmediatamente al campo de batalla, ahí donde a nadie le importan las raíces que compartimos. Muy por el contrario, el trío francés que está presentando su segundo disco debe su nombre a la combinación entre el seudónimo de su líder, Gunnar Ellwanger, y la madera de los árboles, con sus múltiples ramas y sus posibles frutos. Esta poética imagen nace de la movediza historia de vida de Gun: nacido en Inglaterra de padres alemanes, luego vivió su niñez en Alemania y su adolescencia en los suburbios de París. Una natural fuente de inspiración para la mixtura de géneros que caracteriza a la banda y que incluso la ha convertido en una de las favoritas de la prensa francesa: una delicada fusión de rock, blues, psicodelia y folk con raíces irlandesas que trae de vuelta la tradición setentera pero con conceptos frescos, afiladas armonías vocales y riffs noventeros.

Tras presentar un EP bajo el nombre de Gunwood Circle en 2015, la agrupación compuesta por Jeff Petro en bajo y voces, David Jerry Lacombe en batería y voces, y Gun Ellwanger en guitarra y voces, decidió acortar su nombre y entrar a grabar el que sería su primer LP como Gunwood, Traveling Soul (2017). Este álbum abrió muchas puertas para el trío, pues los doce tracks revelaron un folk que dialogaba tanto con el espíritu de Mississippi, como con la explosión de Rage Against the Machine y el encanto de la herencia musical irlandesa, combo con el que obtuvieron excelentes críticas por parte de los medios especializados y con el que lograron el viaje interno intencionado en el título de la placa.

“Vivimos muchos cambios luego de sacar ese disco -comenta Gun en conversación con Indie Hoy-. Fue muy intenso y quizá algo estresante de a ratos, porque de repente estábamos tocando para cinco mil personas, y eso significa más presión, pero también aprendimos mucho. Nos llevamos muchas lecciones de vida y muchas experiencias muy buenas. Ahora estamos emocionados por presentar el nuevo álbum y ver qué pasa. Con Traveling Soul entendimos que puede pasar cualquier cosa… Si te dedicás a la música tenés que amar lo desconocido”.

Hoy, a casi cinco años del aplaudido trabajo, la banda se encuentra presentando Dream Boat Jane, LP grabado en los estudios ICP de Bruselas y producido en conjunto con Jean Lamoot. A modo de adelanto, a fines de 2021 presentaron el single que da título al álbum, una canción que sugiere la incómoda verdad de que cada uno es dueño de su libertad y de crear su propio universo, aunque sea por solo unos minutos. La canción fue estrenada junto a un videoclip realizado por Auréliane Camps en el que podemos ver a una especie de Alicia desenvolviéndose al ritmo del enérgico boogie blues. “Esta canción plantea la idea de que si no te gusta lo que estás viviendo ahora, podés crear algo nuevo. Es algo así como un empujón para la creatividad, para crear nuevos mundos. Todo nuevo mundo empieza como un sueño”, reflexiona Gun.

Compuesto desde la guitarra acústica y la voz, y con una búsqueda posterior enfocada en encontrar un sonido más sucio, Dream Boat Jane cuenta con canciones que fueron escritas hace diez años y con otras, como “Good Night Song”, compuestas muy recientemente. Una novedad para Gunwood -y para sus oyentes- es que en Dream Boat Jane aparecen por primera vez las canciones de amor. “El hecho de que este disco tenga un nombre femenino no es una completa coincidencia -admite Gun-. Es la primera vez que me permito incluir canciones sobre amor, cosa que antes no hacía, no sé si por rudeza o porque tal vez consideraba que las letras tenían que ser más filosóficas y no tan asociadas a asuntos específicos de la vida cotidiana. En este álbum hay dos o tres canciones que he escrito sobre amor. Me permití hacerlo”.

Recientes o no tanto, de amor o de otros asuntos, las trece canciones son también atravesadas por las bandas que han forjado el espíritu de Gunwood, como Alabama Shakes, The Black Keys y Half Moon Run, aunque también -confiesa Gun- los últimos álbumes de Feist han sido de gran influencia para el proyecto: “Son canciones folk pero con un enfoque moderno. Este nuevo disco es un viaje hermoso que mezcla muchas cosas, a veces grandes orquestaciones, pero que siempre tiene el sonido algo oxidado de la guitarra que nos encanta”.

Gunwood se prepara para presentar su disco en vivo por Francia y Europa durante este 2022 y aseguran tener “los dedos cruzados” para lograr venir a Latinoamérica el año próximo. Escuchá Dream Boat Jane en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).