Descubrir
|
02/03/2022

Kid Bloom: Entre el frenesí de la música disco y la nostalgia pop

El proyecto liderado por Lennon Kloser absorbe el espíritu de la música disco con influencias de Tame Impala y David Bowie.

Kid Bloom es una banda pop formada en Los Ángeles en 2015. Desde su EP debut, A Different State of Mind (2016), la agrupación liderada por Lennon Kloser se ha establecido como una propuesta que oscila entre el pop alternativo y la psicodelia de los 70. El quinteto se completa con Jesse Perlman (guitarra), Josh Conway (batería), Alex Canter (teclados) y Brad Bowers (bajo).

En 2017, Kid Bloom dio un gran salto al publicar su primer trabajo discográfico, A Long Kiss Goodbye: en sus veinticinco minutos, el álbum absorbe el espíritu de la música disco, y suscita el equilibrio adecuado entre frenesí y melancolía bajo un filtro glamoroso.

El grupo señala entre sus influencias a Tame Impala, The Weeknd, Travis Scott, Big Star y David Bowie. Las seis piezas que conforman el siguiente disco, Lemonhead (2019), cristalizan su carácter ecléctico al combinar sensibilidad e ironía a través de letras punzantes que se regocijan en una sonoridad cálida y vibrante. 

Luego de compartir el EP pandémico Blood Sugar (2020), seguido de los singles “Hold In, Hold On” y “Control”, Kid Bloom denotó su evolución creativa al servicio de alborear los días oscuros de la época. Uno de sus singles del año pasado, “Like I Never Left”, ofrece un sonido poderoso mediante líneas de bajo funk y sintetizadores envolventes. Según explicó el vocalista, la canción “se trata de romper con patrones emocionales que pueden ser perjudiciales, como la duda, la paranoia o la ansiedad”.

Escuchá su más reciente canción, “Does It Feel Real”, y seguí a Kid Bloom en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).


Ver más sobre: Música de Estados Unidos