Descubrir
|
18/05/2021

Tramp Stamps: La banda pop punk que se volvió viral en TikTok y generó polémica

El trío de Nashville era sinónimo de empoderamiento femenino y destrucción del patriarcado, pero el destino le jugó una mala pasada. Conocé la historia detrás del caso.

Si pensamos que TikTok es una plataforma seteada únicamente para garantizar una lluvia de laureles a proyectos novedosos, nos equivocamos rotundamente. Si bien la red social sirve de trampolín a la popularidad en varios casos, también puede suceder todo lo contrario y ser el remolino feroz de un sinfín de cuestionamientos por parte de los usuarios que afilan su ojo detractor para expresar el más profundo rechazo. Así lo vivieron las integrantes de Tramp Stamps, que durante algunas semanas su ascenso entusiástico fue eclipsado por cientos de comentarios que abrieron el debate y pusieron en jaque la autenticidad ideológica del trío estadounidense oriundo de Nashville, Tennessee.

Pero antes de sacar conclusiones, mejor conocer un poco más acerca de la banda integrada por la cantante Marisa Maino, la guitarrista Caroline Baker y la baterista Paige Blue. Luciendo turquesa y fucsia en sus cabelleras, y una estética rebelde en sintonía con la indumentaria punk, Tramp Stamps se distinguió rápidamente como una de las nuevas promesas del género musical de la Generación Z: captó la atención del público con covers de Avril Lavigne, Weezer, No Doubt, blink-182 y Wheatus, por solo mencionar algunos nombres.

En enero de 2021 las jóvenes optaron por dar el siguiente paso y publicaron su single debut "Sex With Me": un track demoledor que aborda temáticas como la misoginia y las relaciones tóxicas, desplegando toda la potencia y el frenesí del pop-punk con destellos reminiscentes de las figuras homenajeadas en la etapa prematura del grupo. Al buen recibimiento del primer lanzamiento original de su carrera le siguió la melancólica “1-800-miss-ur-guts”, una canción que baja la distorsión y revela las influencias emo en su impronta sonora. Hasta acá Tramp Stamps era sinónimo de empoderamiento femenino y destrucción del patriarcado, sin embargo el destino le jugó una mala pasada a los deseos revolucionarios.

El teaser que sirvió de adelanto de “I’d Rather Die”, su tercer single, fue para muchos usuarios de TikTok la gota que derramó el vaso. El clip desató el escándalo virtual que puso a Tramp Stamps entre la espada y la pared, extendiendo la conversación a Twitter y Reddit. La controversia se dio a partir de una lectura superficial de una frase en particular de la canción: "Prefiero morir antes que conectarme con otro hombre blanco heterosexual". Valiéndose de la literalidad de tal expresión, los agravios tomaron el control de la reputación del trío y fue catalogado como "plantas de la industria" (industry plant). Se trata de un término repulsivo que se utiliza para señalar los intereses económicos escondidos detrás de los propósitos poéticos en pos de una mera estrategia marketinera. Lo mismo que en una época se le recriminó a Sid Vicious, ahora cayó sobre ellas; el hecho de tener la tipografía de Sex Pistols en su sitio web no ayudó a calmar las aguas en internet.

Entre las denuncias manifestadas por algunos usuarios que se encargaron minuciosamente de investigar el pasado de las integrantes, la que tuvo mayor repercusión fue la de su conexión con Prescription Songs y Kobalt Music Group, propiedades del productor Lukasz Gottwald, conocido profesionalmente como Tyson Trax o Dr. Luke. Vale recordar que este último fue acusado en varias oportunidades por agresión sexual y violencia psicológica por Kesha en 2014, aunque el tribunal de la Corte Suprema de Nueva York rechazó las demandas de la estrella pop y caratuló el asunto como “difamación de figura pública”.

Debido a este aluvión de negativas, Tramp Stamps respondió a las calumnias en un extenso descargo a través de su cuenta de Instagram en donde niegan el apoyo de una gran discográfica y culpan a algunos medios de comunicación por sembrar el atentado a cargo de prejuicios machistas: "La desinformación y las mentiras que alimentan esta cultura de cancelación son tan jodidamente tóxicas. Somos 3 mujeres que hemos estado escribiendo y produciendo música durante muchos años, rompiéndonos el culo en el negocio de la música mientras construimos nuestras carreras personales". El comunicado confirma el vínculo que se dio en el pasado con Dr. Luke, cuando Caroline Baker y Marisa Marino firmaron un contrato ajeno a la agrupación, y arremete con una reflexión vigorosa en clave de fuck off a sus opositores. A pesar de su postura radical, Tramp Stamps decidió hacer silencio desde el 17 de abril, día que se publicó el mensaje que podés leer completo en su perfil de Instagram.

Mirá el video de "I'd Rather Die" a continuación y escuchá a Tramp Stamps en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).

Ver más sobre: Música en Estados Unidos