Desde sus comienzos como festival en 2010, NRMAL se propuso una proyección global, una curaduría que mantenga exponentes diversos en su escenario y un fuerte sentido de comunidad. Faros que se mantuvieron a lo largo de una década, superando avatares económicos y un circuito competitivo donde los festivales sponsoreados por marcas, bebidas y compañías han dejado de ser plataformas para el descubrimiento artístico. O, mucho peor, algunos productores vetustos aseguran que no hay suficiente “talento” en la comunidad de artistas mujeres como para componer un line up fuerte. Aquí cantaremos, a modo inspiracional, otra historia posible.

Moni Saldaña comenzó su carrera dentro de NRMAL mandando un sentido y sencillo e-mail: “Mi primer acercamiento con Nrmal fue como fan. Aún tengo guardado el e-mail donde les escribí que, en lo que pudiera ayudarles, me interesaba mucho colaborar con ellos. Cuando surge el festival surgió la oportunidad de colaborar y me involucré como voluntaria. Al terminar la primera edición del festival Pablo, fundador de NRMAL, me preguntó si me quería unir al equipo. El resto es historia. Ha sido la mejor oportunidad que me han dado profesionalmente y ha impactado en mi vida personal de una manera increíble.”

NRMAL se llevará a cabo el 2 de marzo en el Deportivo Lomas Altas de Ciudad de México. En anteriores ediciones han pasado artistas de la talla de Mac DeMarco, Ariel Pink y Thee Oh Sees además de todas las periferias musicales internacionales. Esta edición está encabezada por Mazzy Star (US) y le siguen Death Grips (US), Spiritualized (GB), John Maus (US), Rubio (CL), Canalón de Timbiquí (CO) y muches más.

NRMAL 2018 – Foto: Paola Baltazar

¿Cuál es el espíritu de NRMAL?
Cada vez que pienso que ya son 10 años, me emociono muchísimo. A veces estás tan metida en tu proyecto y en tus cosas que se te olvida mirar desde afuera. El hecho de vivir de algo que me apasiona y que me enorgullece un 100% es algo que no doy por sentado y que para mí es muy especial. Estos 10 años no han sido nada fáciles y sigue sin serlo. Se han presentado muchísimos retos en el camino, muchísimas decisiones difíciles, pero lo que nos mantiene, sin querer sonar cursi, es la pasión por la música y ser fieles a nuestros valores, a nuestra visión de las cosas. 

¿Cómo esperan esta celebración de los primeros 10 años del festival?
Queremos celebrar con la gente que ha hecho posible esto. Somos un equipo muy pequeño pero con brazos infinitos de toda la gente que nos ha apoyado, de todas las bandas que se la han rifado con nosotros, de los proyectos con los que hemos trabajado y que han crecido con nosotros. Nos da muchísimo gusto que ya son 10 años de construir esto juntos y que no muere. Está muy chido saber que lo que hacemos conecta con tantas personas y que esperan con ansias esta celebración como una oportunidad para reunirnos. Tener un espacio físico en el que una vez al año se puedan reunir personas que a lo mejor normalmente no estaríamos juntas, es increíble. Entonces queremos celebrarlos muy felices y orgullosos de lo que ha pasado y seguir respetando a toda la gente que ha sido parte de esto.

NRMAL publicó el porcentaje de mujeres en su line up: 70% de presencia femenina repartida en artistas mujeres de 9 países. ¿Cómo trabajan la curaduría musical del festival con respecto a la presencia de artistas mujeres?
Siempre hemos buscado que nuestro line up sea diverso. El reto de ver artistas muy distintos en un mismo escenario, en un mismo día, el uno junto al otro, esa es la magia del festival. En años recientes nos volvimos más conscientes del poder que tenemos como plataforma para generar un impacto positivo. La diversidad es importante porque enriquece la escena y nos ayuda a dar oportunidades de expresarse a personas con talentos increíbles. Nos encanta que la gente se pueda subir a nuestro escenario y se sienta libre y empoderada de hacer lo que mejor sabe hacer, y que puedan conectar con más personas. El tema de la representación femenina me interesa muchísimo personalmente. No voy a dejar de hacer lo que esté en mis manos para asegurarme que más mujeres tengan espacios, oportunidades y, sobre todo, más visibilidad. Lo merecemos y las cosas tienen que cambiar ya.

¿Qué le diría la Moni Saldaña de 2019 a la Moni Saldaña de hace 10 años?
La Moni de hace 10 años sigue siendo la misma de ahora solo que me he vuelto más profesional y con más experiencia. Pero esas ganas de seguir haciendo las cosas que me apasionan y no rendirme siguen presentes. Esa pasión por el arte y la cultura sigue siendo la misma y es lo que me mantiene haciendo lo que hago porque es una profesión sumamente difícil. Es difícil mantener a flote un festival sobre todo por cuestiones económicas y por la cantidad de competencia que hay en una ciudad como CDMX. Si le tuviera que decir algo a la Moni de 10 años sería «Nunca te rindas», porque de verdad que los sueños sí se vuelven realidad. Me emociona muchísimo saber que por un simple mail haya llegado a dirigir este festival y me ha llevado a las cosas más increíbles de mi vida.

Este año NRMAL contará con la presencia en territorio mexicano de la mítica estación radial y organización artística KEXP 90.3 Seattle, quienes grabarán a algunas bandas del festival junto a otro puñado de artistas representantes de la escena mexicana actual. ¿Cómo nació esta unión?
Me encanta que justo esta semana de aniversario coincida con la primera visita de KEXP a México. Mi labor fue ayudarlos a conectar con personas que pudieran apoyar desde aquí, encontrar la casa desde donde todo esto estará sucediendo como es Panoram Studios, y después conectar con los artistas que serán parte de las sesiones que se grabaran desde acá. El cuore del NRMAL siempre ha sido conectar, me encanta la idea de conectar a personas que sé que pueden hacer cosas increíbles juntos. Jamás traemos la bandera de competencia, todos aprovechamos las oportunidades.

El festival NRMAL se llevará a cabo el sábado 2 de marzo en el Deportivo Lomas Altas (Av Constituyentes 851, CDMX), entradas disponibles a través de Boletia. Más información.

*

Foto principal: Juan Márquez.