|
27/01/2022

Sigrid habla sobre su próximo disco: “Tiene muchas influencias de Muse, Coldplay y mis amigas Griff y Maisie Peters”

Hablamos con la artista noruega sobre cómo la pandemia y la fama inspiraron las canciones del esperado sucesor de Sucker Punch.

Sigrid Solbakk Raabe, mejor conocida como Sigrid, es una cantante y compositora noruega de 25 años que se suma a lista de artistas nórdicos contemporáneos que dan y darán que hablar por mucho tiempo, como Tove Lo, e Icona Pop, entre tantos. Comenzó su carrera artística desde muy pequeña, pero fue con el éxito de su EP titulado Don’t Kill My Vibe y su primer LP Sucker Punch que logró alcanzar una popularidad internacional. Fue la ganadora del premio Sound of 2018 entregado por la BBC, el premio de Artista revelación del año de Spellemannprisen, varios premios MTV y la lista seguramente seguirá creciendo.

En medio de la producción final de su segundo disco de estudio, Sigrid conversó con Indie Hoy sobre cómo transitó la pandemia, dónde se encuentra hoy en día con su carrera y qué podemos esperar sobre el futuro de esta artista en continuo crecimiento.

Ya tuvimos el primer vistazo de lo que se viene en el segundo álbum con “Mirror”. ¿Cómo fue para vos volver con esta canción? ¿Esperabas la repercusión que tuvo?
Antes de sacar “Mirror” la debo haber escuchado miles y miles de veces, llegó un punto que mis amigos y mi equipo me pidieron que me detenga porque ya estaba lista, pero soy muy perfeccionista. Creo que esta es una industria que busca la perfección constantemente y eso te da cierta presión, intento estar a la altura de los estándares que imponen las discográficas, mis colegas y también los que me impongo yo misma. Me pongo paranoica y pienso “esto está mal, no es lo suficientemente bueno, a nadie le va a gustar”. Después me acuerdo del mensaje que quise dar con “Mirror”: “llenate de amor y divertite en el proceso, mirate al espejo y amá lo que ves”. Definitivamente no esperaba que tenga tanta repercusión, sobre todo en redes como TikTok, pero me alegra muchísimo que les esté gustando la canción y sobre todo -lo más importante para mí- es que resuenen con el mensaje que quiero transmitir. Está esa presión constante, sobre todo en las mujeres, que si sacaste una canción y le fue bien a la siguiente también tiene que irle genial, sino caes en esto de la “flop culture”. Es difícil lidiar con eso y a veces es mayor la presión que me pongo a mí misma que la del entorno, pero creo que esta canción me ayudó y vamos en la dirección correcta.

¿Cómo afectó la pandemia tus planes y tu proceso creativo?
Estaba grabando en Los Ángeles cuando empezó la pandemia. Rápidamente me fui a Ålesund a pasar el confinamiento con mi familia y mi novio. Al principio todo era muy incierto pero estaba segura que no iba a volver a trabajar en el futuro cercano así que me tomé un tiempo para estar con ellos, cuidarnos y reflexionar, escuchar nueva música. Crecí en un pueblo costero muy pequeño así que presentar mi música al mundo y salir de gira te hace pensar y reconsiderar un montón de cosas. Hay partes de quién soy hoy que se construyeron gracias a los lugares que visité, así que el tiempo de encierro me sirvió para volver a mi eje, tener una charla conmigo misma y definir cúal es mi lugar en el mundo. Cuando las cosas comenzaron a verse más prometedoras volví a sentarme y trabajar en el álbum, pero tomándome mi tiempo. Creo que la pandemia hizo que todos nos replanteemos los conceptos de tiempo, de familia, el valor de las cosas.

¿Cómo lidiás con la fama desde una edad tan temprana?
Pensé que estos cuatro años, desde que me hice “conocida”, si es que podemos llamarlo así, todavía no aprendí a lidiar con la fama. Cuando “Sun” se viralizó en Noruega no pensé nunca que años más tarde estaría donde estoy hoy. Me agarra cierta melancolía cuando pienso en las cosas que uno tiene que dejar ir para convertirse en otra persona. Todavía me pone muy nerviosa la fama. Entiendo que es parte del trabajo, y estoy muy agradecida por la exposición y el apoyo, pero creo que estar en los medios hace que se construya una idea de vos que no es realmente la persona que sos, sino una imagen. Eso es algo peligroso, podés olvidarte de quién sos realmente, puede costarte cada vez más aceptarte como sos. Todavía me resulta rarísimo verme en fotos, verme en billboards, en afiches en la pared. Lamentablemente la fama no es algo que puedas prender y apagar con un botón como me gustaría, por eso estoy aprendiendo a vivir con ella todos los días. Todo de a poco se logra.

Mencionaste que estuviste escuchando música nueva. ¿Vamos a encontrar esas influencias en el nuevo disco?
¡Sin dudas! Es difícil no incorporar a tu propio arte otros trabajos que te tocan desde un lugar tan vulnerable. Creo que este álbum tiene varias influencias de Muse y Coldplay. También de mis buenas amigas Griff y Maisie Peters, si no escucharon su último álbum lo súper recomiendo, recuerdo cuando me contó que iba a trabajar con Ed Sheeran y no podíamos contener la emoción. Con Griff hasta nos juntamos a escribir hace poco, esas canciones posiblemente estén en el álbum. Me parece, no estoy segura aún, que este disco tendrá más rasgos del rock sin perder mis raíces indies y pop.

Foto: Tanya y Zhenya Posternak

¿Cúal fue el proceso creativo de este álbum? ¿Ya está casi listo?
No puedo contar mucho pero creo que sí, estamos cerca de sacar nuevos singles y ya contar un poco más sobre el álbum. Ahora que lo pienso, el proceso de este álbum fue más complejo desde el lado emocional pero mucho más sencillo de hacer desde el lado de la producción. Estaba lista para escribir entre shows y terminé en una cabaña, sola, con tiempo para pensar y reflexionar y volcar todo en estas canciones. Me parece que después de todo lo que pasó, este álbum va a ser mucho más personal de lo que había pensado originalmente.

Pasaste de tocar en escenarios pequeños al festival Glastonbury en muy poco tiempo. ¿Cómo sentiste ese cambio en los shows en vivo? ¿Influye en las expectativas que tenés para tu próxima gira solista?
Sin dudas, jamás pensé que iba a pasar de lugares con capacidad para 200 personas. Parpadeé y estaba tocando en Great Escape, en Hammermith, en Apollo en Londres. Jamás pensé que iba a ser telonera de artistas como George Ezra y Maroon 5 -a quienes admiro profundamente- y menos que menos me imaginé que iba a llegar a festivales como Glastonbury, Lollapalooza o Latitude. No creo que modifique mis expectativas para con el público pero tal vez modifique un poco las expectativas que tengo sobre mí misma en el show. Quiero que sea lo mejor posible, darlo todo y que la gente la pase muy bien, pero es algo que quiero si me están escuchando 25 personas o 250 mil. No puedo esperar, tengo varios shows míos preparados y voy a estar en varios festivales este año y en 2022, muero de ganas de ya estar en el escenario.

Ya que estamos en el tema del tour y los festivales, ¿podemos esperarte en suelo argentino pronto?
¡Ay, me encantaría! Creo que hace poco hubo un rumor de que iba a participar en el Lollapalooza en Latinoamérica y recibí miles de mensajes. Realmente me sorprendió, no me imaginaba que mi música había llegado hasta allá y me sentí llena de amor. Espero que pronto pueda ir, ya sea en un festival o sola, pero me encantaría. Siempre escuché cosas hermosas de toda la región y el público argentino tiene fama de ser único.

Escuchá a Sigrid en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).


Ver más sobre: Música en NoruegaSigrid