“Bancame que subo una historia y empezamos con la entrevista. ¿Qué le puedo poner?”. Juan Ingaramo no reniega de su era. Es un convencido de que la música es hija de su tierra y de su tiempo. El artista cordobés viene de publicar Best Seller, un álbum que conjuga distintos aspectos del pop con sonidos urbanos que van desde el trap hasta el hip hop, y abre una nueva etapa de experimentación sonora en su carrera. El sucesor de Músico incluye colaboraciones de Dakillah y Ca7riel en “Fobia”, de Louta y Neo Pistéa en “Ladran”, y cuenta con una versión del himno cuartetero “Fuego y pasión” traducido al pop. Además, el material editado por el sello Geiser es acompañado por un video de casi 30 minutos en el que se puede ver al músico en un auto haciendo una suerte de playback de él mismo mientras maneja por la ciudad.

Octubre y noviembre son meses de temporada alta para el cantautor. Tras su participación en el Personal Fest y en La Nueva Generación, el cantante pop se prepara para presentar oficialmente su disco el 23 de noviembre en Niceto Club. “Me cantás un pedacito/ de tu tema favorito / Y lo subimos a tu historia”, cantará Ingaramo el viernes en “Lengua universal”, un artista 2.0 que se perfila como una de las voces imprescindibles del pop nacional y que encontró en las plataformas digitales la mejor vidriera para lucirse.

¿Por qué Best Seller?
El nombre del disco hace referencia a un tipo de obra que es entre exitosa y resistida. De hecho, la foto de la tapa juega con eso. Te muestra el truco. Quise retratar ese tipo de obra polémica que se categoriza con el best seller, jugando con esos roles medio bisagras.

¿Te molesta que constantemente quieran encasillarte en un género?
Me jode pero entiendo que sea necesario. Sobre todo de parte de los medios que son un brazo del sistema que hace que esto se consuma. La gente consume de acuerdo a cómo se identifique y para identificarse tiene que estar rotulado. A la vez, las etiquetas, los rótulos y los géneros están tendiendo a desaparecer, tanto en la sexualidad como en la música.

En este nuevo disco pasaste del pop puro a coquetear con ritmos urbanos. ¿Esta decisión tuvo que ver con un cambio de época a nivel musical o con inquietudes personales?
La época es mía, es nuestra. Lo que pasa ahora es nuestro porque vivimos en esta era. No es que es una moda. Por eso siento una responsabilidad artística de afrontarla y hacer mi propia lectura. Ya hice un pop súper colorido en el primer disco, y algo más alternativo en el segundo. Me divierte cursar otras materias, sino siempre las mismas es un plomo. Lo que más me entusiasma de la música es poder hacer lo que quiera. No me atrae siempre hacer lo mismo.

Subiste el full álbum a YouTube con un videoclip tuyo de casi 30 minutos. ¿Cómo surgió esa idea?
Estaba yendo al estudio a hacer unas correcciones de la mezcla que me había mandado Nico Cotton, el productor. Pero me puse a escuchar el disco en el auto, sin prestarle atención a la parte técnica. No hice la tarea pero lo disfruté y me lo canté todo. Ahí dije “Este tiene que ser el video del full álbum”. Alquilé dos GoPro, le pedí a un amigo que lo editara y salió. Todo esto a tres días de subirlo. Fue medio de pedo todo pero quedó piola. Ahora vamos a hacer uno con Dakillah y Ca7riel y otro con Louta y Neo Pistéa.

¿Qué buscaste al incluir a Dakillah y Ca7riel en “Fobia”, y a Louta y Neo Pistéa en “Ladran”?
Me parecía divertido proponer otro universo dentro del mismo universo de la canción. “Ok, ya hago mis canciones y adentro de eso mirá cómo cambia con el aporte de otro”. Me parece divertido y en consonancia con un paradigma nuevo, el de todos con todos. Si bien antes existía Paul McCartney con Michael Jackson o ese tipo de cosas, ahora me parece que se da más. Y está bueno porque quien más se beneficia es la música. La canción crece. A Dakillah y a Cato los subo a mi barco que no es tan fundamentalista lo que hacen ellos con el trap. La rompieron, flasheé. Recién me gusta el tema cuando entran ellos, antes digo “Uh estoy yo de nuevo, sáquenme”.

¿Por qué creés que funciona tanto el trap?
Es un género que sincroniza de manera inconsciente con la forma de vida que tenemos ahora. La música es una traducción de la vida en sociedad, la sensibilidad y los universos simbólicos que andan dando vuelta. El trap hoy identifica mucho más al público que Led Zeppelin o Sumo porque el mundo es otro. Estamos todo el tiempo conectados por un teléfono, teniendo que subir historias y pendientes de los likes. Es rarísimo. Entonces no podemos pretender que siga identificando algo que fue hecho hace 30, 20, 10, o mismo 5 años. Es muy difícil. Cambia mucho todo y muy rápido.

Foto: Melissa Restrepo Barrio

En varias de tus letras incluís términos nuevos propios de la era tecnológica. ¿No te parece que así sacrificas la atemporalidad de tus canciones?
La música es hija de su tiempo. Nunca es atemporal. Yo escucho hoy en día una canción de Charly García y siento esa época y ese tiempo en la que fue compuesta. Está en el sonido. Me parece que como hija de su tiempo, es radiográfica y está hecha para el hoy. Es como la historia de Instagram. Si desaparece en 24 horas no me importa.

¿El cover de Fuego y pasión” de Rodrigo de dónde surgió?
En 2014 hicimos unos covers de cuarteto, un EP que se llama Tunga Tunga, y me había quedado pendiente ese tema porque yo lo quería hacer versión reggaetón. La cantaba y me la imaginaba la versión reggaetonera. Este año, laburando con Nico, le dije que quería hacerlo y salió la posibilidad de incorporar a Elsa y Elmar, lo que le dio otro color más regional. A la gente le gusta. Es un temazo.

¿Nunca te sedujo la idea de hacer cuarteto?
El cuarteto me gusta pero no sé si lo podría hacer porque creo que mi lugar estético musical es otro. Hago cuarteto pero lo hago de otra forma. Igual no se sabe, a lo mejor sí.

¿Cómo te preparás para el show del 23 en Niceto?
El otro día terminamos de armar las pistas y está sonando muy picante. Va a ser un show muy especial, para mí y para el público que me viene viendo desde hace tiempo. Vamos a hacer una puesta muy linda con Sergio Lacroix, que laburó con Babasónicos y con Gustavo Cerati. La banda está sonando como nunca y son canciones nuevas. Nada más lindo que estrenar. Es un plan ideal, por lo menos para nosotros y esperamos que se comparta. Un día antes del superclásico, Niceto es mi final de la Libertadores.

*

Juan Ingaramo se presenta este viernes 23 de noviembre a las 21 h en Niceto Club (Av. Cnel. Niceto Vega 5510, CABA). Entradas disponibles a través de Ticketek. Más información.

Foto principal: Melissa Restrepo Barrio.