Foto: Twitter de CTowersCBS

El basketball es un deporte que despierta grandes pasiones en los Estados Unidos. Dentro de los aficionados a esa disciplina podemos contar a Anthony Kiedis y a Flea, músicos de Red Hot Chili Peppers. Ambos suelen hinchar por los Los Angeles Lakers, equipo californiano por excelencia en las grandes ligas.

En la actualidad, tal cuadro está liderado por figuras como Lebron James. No obstante, lo que se robó la atención del público esta vez no fue su agilidad en el juego. Una pelea entre jugadores de los Houston Rockets y los Lakers se convirtió en lo más comentado de la jornada.

Es así como Brandon Ingram, Chris Paul, Rajon Rondo y James Harden, terminaron yéndose a los golpes. Tal impase quedó registrado por las cámaras de los presentes. Acto seguido, varios de los mencionados deportistas fueron suspendidos.

Kiedis, quien había asistido al partido, también terminó por ser expulsado del campo de juego tras gritarle a Paul, uno de los involucrados en el enfrentamiento. En la siguiente foto, se puede ver cómo un agente de seguridad lo acompaña a la salida del recinto.

Sin embargo, Flea, que suele tener un carácter mucho más jovial y tranquilo, recuerda esa noche en su Instagram con una imagen que se sacó junto a Anthony antes de de la pelea. En el epígrafe de la misma, señala:

“En el juego de los Lakers de anoche con mi querido hermano. Fue una locura al final, pero me siento muy satisfecho, bebiendo de la profundidad y la belleza del juego. Nivel alto en tantas dimensiones. Comunicación cerebral, física, espiritual, emocional, tácita y telepática. Realmente amo al basketball con mi corazón”.

Por suerte, las cosas no parecen haber pasado a mayores, por lo cual la NBA no le negará el acceso a Kiedis para ir a disfrutar de otros partidos de esta temporada.