Cristian Aldana, ex cantante de El Otro Yo, se encuentra preso desde diciembre de 2016 y su juicio está atravesando la última instancia, que lo enfrenta a 20 años de prisión a raíz de las denuncias que lo acusan de “abuso sexual gravemente ultrajante” y “corrupción de menores”.

Desde el día en que los abusos de los que fue artífice empezaron a salir a luz, gracias a la iniciativa de mujeres que decidieron exponer sus testimonios, el músico ofrece una actitud reaccionaria y de víctima. Incluso su hermana, María Fernanda Aldana, también integrante de la banda, se ha ocupado de hablar en las redes oficiales de la “situación que están viviendo ella y su familia”. Aldana incluso habla de una teoría conspirativa en su contra.

Días atrás, el músico extendió un comunicado por medio de la página de Facebook de El Otro Yo donde expone sus preocupaciones:

“Sospecho que intereses oscuros están buscando usarme como publicidad para la campaña feminista radical extrema, como rockero abusador, politizado y como TROFEO en una GUERRA SEXISTA DESQUICIADA”.

Así, apuntando directamente al colectivo feminista, Cristian Aldana ha decidido sumergirse en una huelga de hambre hasta que la justicia deje de tratarlo con parcialidad: “Quiero ser juzgado con todas las garantías constitucionales de imparcialidad, NO VOY A RENDIRME ANTE LA DICTADURA JUDICIAL”, declara el músico.

Así mismo, Aldana remarca su supuesta inocencia: “NO SOY UN ABUSADOR, NI UN VIOLADOR, NI UN GOLPEADOR, SOY INOCENTE”, dice en el audio subido a YouTube que se encuentra transcrito en la página oficial de Facebook.

El músico también declara que su abogado está recibiendo hostigamiento como parte de esta “guerra sexista” y demanda:

“PIDO QUE ALGUNA ENTIDAD DE DERECHOS HUMANOS ME AYUDE”.

En el día de ayer (jueves 20 de septiembre) se llevó a cabo la última audiencia pública al que Aldana convocó a sus seguidores.

A continuación el comunicado completo: