Semanas atrás se cumplieron 25 años de la muerte de Kurt Cobain. A pesar del paso del tiempo, de las investigaciones policiales y los testimonios varios, el hecho aún sigue en sombras. En el momento que sucedió, la prensa anunció el suicidio como causa de muerte. El líder de Nirvana fue encontrado en un casa apartada, muerto de un escopetazo, 3 días después de haberse disparado. Sus conocidos problemas de salud y depresión apoyaban la teoría del suicidio del ídolo y, de hecho, cuajaban perfecto.

No obstante, otras teorías comenzaron a aparecer inmediatamente después de la muerte. Una de ellas, la más conocida y difundida fue la que involucra a Courtney Love, viuda de Cobain, en el armado del asesinato del músico. El tema se ha hablado por años y continúa como teoría conspirativa que convence a varios.

Danny Goldberg, quien fuera manager de la banda, acaba de estrenar el libro Serving the Servant: Remembering Kurt Cobain, en el que habla de la mítica figura de Kurt y cuenta sus experiencias junto a él, al tiempo que recolecta testimonios de sus allegados.

En el marco de una firma de libros en Los Ángeles, Goldberg habló sobre la famosa teoría conspirativa. Relató que, en su momento habló con Tom Grant, uno de los investigadores en el caso:

“Me dio sus razones acerca de por qué pensaba que esto era muy sospechoso y le dije: ‘¿No crees que el Departamento de Policía de Seattle investigaría esto? Es un tema de primera plana y están bajo investigación’ Grant me dijo: ‘Oh, sé cómo se puede corromper a los departamentos de policía’. En ese momento, dejé de prestarle atención porque me parecía absurda la idea de que, de alguna manera, Courtney fuera a entrar en una comisaría de Seattle y sobornarles.” Y bromeó: “No creo que ni siquiera la dejaran entrar. Especialmente en esos días”.