Foto: Facebook de Slayer

Todavía existen fanáticos dispuestos a literalmente cualquier cosa por su banda favorita. O por lo menos, eso demostró el caso de Chris LaRocque, un metalero canadiense que nadó en las heladas aguas del lago Toronto para reingresar en el Budweiser Stage.

Minutos antes, LaRocque había sido expulsado de un recital de Anthrax y Slayer debido a su avanzado estado de embriaguez. Pero lejos de conformarse con perderse el concierto de esas agrupaciones, él decidió entrar al anfiteatro nuevamente de esa inusual manera.

Tal y como reportaron numerosos medios en su momento, Chris no logró su cometido. En cambio, debió ser rescatado y atendido por hiportermia. Afortunadamente, luego pudo recuperarse. Pero la noticia de su proeza llegó a todo el mundo gracias a que el propia Scott Ian (miembro de Anthrax) publicó su foto en Instagram.

Instagram de @scottianthrax

No obstante, la hazaña de LaRocque no solo fue publicitada por sus ídolos; ahora además quedó plasmada en una lata de cerveza que lanzó Budweiser en su país. A través de su perfil de Facebook, el fan en cuestión bromeó al comentar:

«Supongo que por lo menos coseguí llegar a una etiqueta de cerveza. Me pregunto si puedo pedirles cerveza gratis.»

So, I guess I made it on a beer can lable. ???.I wonder if I can get free beer?It reminds me of the Archie and Jughead style. ?Sean D'Nyke

Posted by Chris LaRocque on Sunday, July 7, 2019

Aunque por otra parte, él también le confesó a Vice algunas disconformidades que aún tiene al respecto:

«Me siento honrado de estar ahí, pero estoy un poco enojado porque originalmente me echaron, me prohibieron entrar por un año, y luego usaron mi imagen sin permiso ni notificación alguna.»

En todo caso, esta no esa la primera noticia alocado que reportamos sobre un seguidor de Slayer. Tiempo atrás hablamos del fanático que enfrentó al huracán Florence.